Lunes 17 de Enero de 2022Actualizado 19:12

El 14 de junio de 2017

Tiempo de lectura: 01:38
|||

La Rioja tiene sed

El consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, asegura que "nunca había visto las reservas de agua tan bajas". La situación afectará al regadío y al precio de la electricidad.

pantano de tricio

Rioja2

La sequía está comenzando a convertirse en preocupante tema de conversación. Las reservas de agua en los pantanos de La Rioja apenas superan ya el 51%, mientras que en la misma semana del pasado año se situaban al 88,24% de su capacidad y la cifra asciende hasta el 90% si se tienen en cuenta los datos de los últimos diez años. Las cosas se complican.

En declaraciones a El País, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de La Rioja, Íñigo Nagore, reconoce que "nunca había visto una reservas tan bajas". Asegura que se han vivido otras situaciones malas como las de los años 1995 y 2005, "pero no tan severas como esta".

Esta situación provocada por la falta de lluvias se extiende prácticamente por todo el país y tiene consecuencias que incluso pueden afectar al bolsillo ya que la falta de agua acumulada en los embalses hace que se genere menos electricidad. De hecho, en los primeros meses de este año se han generado un 55,8% menos gigavatios que en el mismo periodo del año anterior.

Esto hace que los precios suban ya que la energía hidráulica es la que más influencia tiene en las tarifas. Cuanta más energía se produce, más barata es. En cambio cuando el agua falla, se sustituye por gas y carbón, cuyo precio es mayor.

En el caso de la agricultura y el consumo humano, se traslada todavía un mensaje de tranquilidad. No se prevén restricciones para el agua de boca. Sin embargo, desde el Ministerio insisten en que se debe hacer un uso racional del agua porque no se espere que la situación mejore durante este verano.

Actualmente, el pantano González Lacasa está al 75,76% de su capacidad mientras que el pasado año estaba al 93,9%. El de Mansilla se encuentra al 44,1%, muy por debajo del 80,8% de la misma semana de 2016. El pantano de Pajares tiene actualmente menos de la mitad de agua que en junio del año anterior, está al 42,8% frente al 97,1% de 2016.

"Ahora tenemos falta de lluvias y son irregulares", continúa Nagore en declaraciones a El País incidiendo en la importancia de la regulación, "esto dificulta el manejo de los pantanos". La situación que dejarán los meses más secos del año, aun está por ver.

|||

A favor En contra

1 comentarios

#1
vivaelvino15/06/2017 08:31h

Todos los años se realiza una muy deficiente administración del agua embalsada y llegan casi vacíos a la primavera-verano, estos años de atrás hemos tenido suerte y nos ha llovido lo suficiente para garantizar el abastecimiento. Pero alguna vez tenía que pasar, no llueve, los pantanos vacíos y ahora que?, a pedir a los ciudadanos que tengamos cuidado con el grifo. Lo que hay que hacer es pedir responsabilidades a los que gestionan los desembalses con tanta alegría, incentivar la colocación de riegos mas efectivos en vez de los que imperan, que son los de inundación, con el consiguiente derroche de millones de litros, valorar a ver si es rentable ese campito de golf para 4 aficionados y que nos gasta miles de metros cúbicos mensualmente y por supuesto pedir unos dirigentes que comprendan que está habiendo un cambio climático y que el agua es un bien cada vez más escaso.

A favor 5 En contra 0 Denunciar
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón Platea
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí