Domingo 5 de Diciembre de 2021Actualizado 15:41

El 25 de febrero de 2017

Tiempo de lectura: 03:33
|||

El Naturhouse se reencuentra

Victoria del los riojanos por 30-22 frente a Bidasoa en un  partido excelso de Aginagalde, autor de 23 paradas.

Gurutz Aginagalde

Rioja2

El Naturhouse recupera el mando. Lo hace cuando imprime velocidad a sus acciones. Ahí se gusta. Pero para poder dar un punto más necesita apretar los machos en defensa. O que Aginagalde, otra vez excelso con 23 paradas, acumule acciones positivas. Defensa y ataque. Todo va unido. Vigo, fino en la dirección y también en la culminación, Muñoz y Miguel Sánchez-Migallón letales desde los extremos y en las transiciones.

El pero, por poner algo, fue el lanzamiento exterior -Langaro rectificó en la segunda mitad- y alguna pérdida absurda, durante unos primeros 30 minutos en los que no se echó de menos. Para abrir más frentes, los pivotes se complementaban. Garabaya se probó unos minutos, el marcador acompañaba y Jota prefirió reservarlo, pese a que volvió a la pista para ver una exclusión con el duelo ya decidido. Javi García hacía daño en ataque, y eso que fue buscado sólo en un par de ocasiones, mientras que Peciña se fajaba en labores defensivas.

El Bidasoa bastante tenía con tratar de tapar los huecos. Dio igual que Jacobo Cuétara moviera su banquillo. A los 11 minutos ya sacó la segunda unidad a la pista. Y eso que comenzaron bien las cosas para los irundarras. Cogieron fríos a un rival al que le costó engrasarse. Borragán abría camino a los 5 minutos con el 2-4. Pero una exclusión de Peciña centró al Naturhouse. La ganó 1-0 y empezó a marcar con asiduidad, mientras que el capitán hacía lo que sabe, es decir, parar y desquiciar a sus adversarios.

Frenazo en seco a Bidasoa y 7-4 a los 12 minutos. Ni el tiempo muerto de los visitantes surtió el efecto deseado por mucho que el marcador se apretara 7-6 tras un gol de Muiña. Vigo, Luisfe y Miguel Sánchez-Migallón hacían en un visto y no visto un parcial de 3-0 que  dejaba un 11-7 muy jugoso a los 18 minutos. Popovic veía la roja por una 'caricia' sobre Javi García y el panorama para los visitantes se complicaba. Además, otra vez, Aginagalde se lucía y Bidasoa se atascaba en el gol 8 hasta que Azkue, ya en el minuto 26 (15-9), animaba la contienda ya que hasta el descanso fue más un partido de ida y vuelta que del control que debía imponer el cuadro franjivino.  Garciandia se precipitaba lanzando tras el tiempo muerto y permitía que Nonó dejara el 18-13 en el ecuador.

En la reanudación, Langaro, con dos goles –el segundo con fortuna- ampliaba la renta, 20-13. No se quedó ahí el Naturhouse. Buscó la constancia en defensa, así como la continuidad en ataque. Lo logró a medias. También porque con el paso de los minutos, Jota González fue refrescando a los suyos. Eso sí, cuando el duelo estaba encarrilado, tras el 23-15 (minuto 40). Sanad, Kukic y Montoro entraban para mantener la intensidad. El egipcio acusó la inactividad, el zurdo no estuvo fino en sus primeras intervenciones, mientras que el serbio demostró buena condición para dirigir, pero le faltaron galones y confianza en determinados momentos. Poco a poco. Pese a ello, marcó el último tanto del partido.

El caso es que Bidasoa, con Borragán como estilete (9 goles), apretaba. No bajaba los brazos y obligaba a los franjivinos a esforzarse al máximo. Pese a ello, ya no había la misma compenetración que en minutos precedentes pese a la buena voluntad de los jugadores sobre el campo. El marcador se movía en ventajas cómodas para los riojanos, 25-17 ó 28-21. El que seguía a los suyo era Aginagalde, que acumuló la friolera de 23 paradas. Un porcentaje bestial del 52,3%. Si ya era difícil mejorar los guarismos del choque ante el Barcelona, frente al equipo de su tierra, literalmente se salió. 

En definitiva, un buen partido en el que se recuperaron sensaciones, se trabajó en defensa y se apuntaron maneras en ataque. Mimbres que sirven para escapar de tres derrotas, dos en Asobal y una en Champions, y que tienen que ser el comienzo de una semana intensa con visita a Cuenca el miércoles y con 60 minutos el domingo en el Palacio donde se buscará un buen resultado frente al Nantes en la ida de la antesala del Last 16. Si Aginagalde mantiene su estado de forma -será complicado que así sea- y el equipo continúa mejorando sus prestaciones, se viene una gran semana.

FICHA TÉCNICA

Naturhouse La Rioja: Aginagalde (p), Muñoz (6, 3p), Garciandia (1), Peciña (1), Molina (1), Miguel Sánchez-Migallón (6) y Vigo (3), siete inicial, Langaro (7), Javi García (3), Luisfe (1), Garabaya, Sanad, Kukic (1), Montoro y Kappelin.

Bidasoa Irún: Zubiria (p), Crowley, Nonó (3), Odriozola (1), Borragán (9, 5p), Azkue (3) y Popovic, siete inicial, Beltza, Lancina (2), Muiña (2), Martínez (1), Basaric (1), Aldaba, Cavero y Dejanovic (p).

Parciales cada cinco minutos: 2-4, 5-4, 8-6, 12-8, 15-8, 18-13 (descanso), 20-14, 23-15, 25-18, 27-19, 28-21 y 30-22 (final).

Árbitros: José Luis Fernández Fernández y Antonio Martín Franco. Mostraron la roja a Popovic (min. 20). Excluyeron a los locales Peciña (min. 7) y Garabaya (min. 50) y a los visitantes Aldaba (min. 16) y Borragán (min. 47).

Incidencias: Unos 1.300 espectadores en el Palacio de los Deportes.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Consejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaConvivencia escolarPremios DDHHTeatro Bretón ENTRECOPAS
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí