Domingo 17 de Octubre de 2021Actualizado 19:07

El 25 de febrero de 2017

Tiempo de lectura: 03:12
|||

Balón de oxígeno

El Calzados Robusta toma aire en la prórroga a costa del Marín Peixegalego. Victoria por 83-77 frente a un rival directo por eludir el descenso.

Pressley en el Palacio

Rioja2

Ganar para coger aire. No había otra. Era vencer o caer. Costó. Se apuró, hasta cinco minutos más. Pero se firmó un triunfo que deja a un rival directo en una delicada situación, ya que el Marín Peixegalego se queda por debajo a dos victorias y con el basketaveraje ganado por los riojanos. El 83-77 da tranquilidad, tampoco mucha porque no hay que relajarse. Hubo que sufrir, quizá demasiado. Miso incluso deshacer el empate antes de alcanzar la prórroga pero su tiro de tres no entró. Una circunstancia casi impensable con el 33-22, antes de alcanzar el descanso, o el posterior 40-30. La sensación de control, sin que el Calzados Robusta jugara un partido redondo, adivinaba un final sin tanta emoción en el marcador.

Pero en el baloncesto las rachas pasan factura. Y los locales encajaron un 5-17 que permitióo al conjunto pontevedrés liderar el electrónico, 65-67, con dos minutos por jugarse. Hubo reacción para no venirse abajo, para pelear, otra vez, por el choque y, al menos, forzar el tiempo extra gracias a dos tiros libres de Kupsas. Ahí ya fue otro cantar. Dos triples de Garrido y Bonifant devolvían la calma. Luego llegaron las prisas del adversario y las faltas. Con el pívot lituano asumiendo galones y con tino desde la personal la victoria número 8 de la temporada es una realidad. También que el horizonte se presenta con más luces que sombras porque este viernes el objetivo pasaba por ganar.

Y eso pesó durante un primer tiempo en el que el Calzados Robusta, quizá por ejercer de anfitrión, controló mejor sus nervios. Marín Peixegalego estaba acelerado, precipitado. Cuando tenía opciones de engancharse cometía errores infantiles que servían para que los de Antonio Pérez lideraran con solvencia durante muchos minutos. Todo ello pese a que el rebote, caso extraña, fue del conjunto perdedor, 39 frente a los 23 de los logroñeses. No fue tampoco un día de acierto desde el triple. Ni unos ni otros. Garrido y Galarreta acumualron 2 de 13 entre ambos, mientras que Miso, él solito, firmó 3 de 10, pero si le une Múgica un 4 de 16.

Con esta dinámica, el conjunto que menos fallos cometía era el que cogió las riendas. Norris, Birgander y Galarreta empujaban para que el primer cuarto fuera local, 21-16. El Marín dependía de Miso y encadenaba pérdidas que lastraban sus opciones. Mejor, pensaba un Clavijo que no terminaba de coger ritmo ofensivo y romper de manera definitiva la contienda. Bravo irrumpía en pista para sellar 8 puntos seguidos y dejar un marcador interesante para los riojanos: 33-22, minuto 17. Los de Javier Llorente reaccionaron ante del ecuador del choque y comprobaron que con un poco de acierto podían hacer daño a un rival que no fluía como le gustaría a Antonio Pérez. El 35-30 era ventajoso.

Kupsas despertaba y recuperaba una ventaja amplia para un Clavijo que en cuanto apretaba se escapaba, 40-30. Sin embargo, Marín, que no estaba teniendo su mejor noche, seguía en el partido pese a que la superioridad local era manifiesta. Sin embargo, Cain y Derksen afinaron su puntería para demostrar que aún no habían dicho la última palabra. El 54-48 al término del tercer cuarto permitía esperanzas a los de Pontevedra. Una vez más, buenas acciones positivas del Calzados Robusta que se disparaba (60-50).

Pero no todo iba a ser tan bonito. El citado parcial de 5-17 con un Derksen desatado ponía el miedo en el cuerpo a los aficionados logoñeses cuando Adón culminaba la remontada desde la personal, 65-67. Por suerte, Kupsas equilibraba. Tocaba defender a Marín, que tenía bola de partido. Miso se echaba el equipo a la espalda y lanzaba de tres para buscar el triunfo. Lo que se encontró fue con otros 5 minutos de juego. El parón sentó bien al Calzados Robusta que salió decidido. Así lo evidenciaron dos triples seguidos de Garrido y Bonifant que permitían un apetecible 73-67. Renta que ahora sí el bloque riojano supo mantener. Kupsas y el acierto desde la personal condujeron a los de Antonio Pérez a la octava victoria de la tempora.

FICHA TÉCNICA

Calzados Robusta: Garrido (7), Presley (12), Bonifant (9), Galarreta (10) y Kupsas (17), cinco inicial, Bravo (8), Norris (8), Martín (2), Laso (1) y Bigander (9).

Marín Peixegalego: Cain (9), Mugica (13), Miso (15), Derksen (17) y Romero (10), cinco inicial, Bauza (2), Ferreiro, Rogers (4), Adon (7) y Homs.

Parciales: 21-16, 14-14 (35-30 al descanso), 19-18 (54-48), 13-19 (67-67 al final) y 16-10 (83-77 tras la prórroga).

Árbitros: Lucas y García. Eliminados por faltas al local Bigander y a los visitantes Cain y Derksen.

Incidencias: Unos 1.500 espectadores en el Palacio.

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
CSIF oct 21
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí