Miércoles 4 de Agosto de 2021Actualizado 18:38

El 11 de febrero de 2017

Tiempo de lectura: 03:25
|||

Derrota intranscendente

El Naturhouse La Rioja pierde 30-27 ante el Tatran Presov en el último partido de la liga regular de la EHF. El Nantes espera para buscar el pase al Last 16.

Derrota de Naturhouse ante Tatran Presov

Rioja2

El Tatran Presov disfrutó de su último partido de la EHF Champions League con la victoria 30-27. Todo lo contrario que un Naturhouse La Rioja que se presentó pues porque no había otro remedio. Sin nada en juego, con muchos efectivos en Logroño y sin ningún tipo de tensión competitiva, el conjunto franjivino evidenció que este duelo, además de carecer de importancia, no venía en el mejor momento de la temporada. Porque más allá de la derrota sufrida hace unos días en el Palacio ante León -y su efecto anímico- y del compromiso que debe afrontar el próximo sábado ante el Barcelona, el bloque riojano no atraviesa por su mejor fase de juego.

Ni en defensa y portería, ni en ataque. Consideraciones que quedaron patente en tierras eslovacas. Sin Cacheda ni su sustituto, el central Kukic, que tuvo que ir a Serbia por motivos burocráticos; sin Garabaya ni Ángel Fernández, se quedaron en España; Jota González se las tuvo que ingeniar para buscar alternativas. Así apostó por dos hombres universales, por así decirlo: Miguel Sánchez-Migallón, protagonista positivo en los compases iniciales, y Molina, que jugó de central, lateral e incluso extremo. Si el primero está acostumbrado a esta variedad de roles, el cordobés sufrió como central. Algo que era más que probable. 

Sin embargo, los experimentos no resultaron determinantes. La clave estuvo en la intensidad que imprimieron unos y otros contendientes. Mientras que los eslovacos, empujados por su público, exhibieron ganas y hambre por el triunfo, para los franjivinos el choque fue un suplicio. Y eso que Miguel Sánchez-Migallón, con pleno en el lanzamiento y 4 goles, empujaba a los suyos a los 14 minutos con un 5-8 en el marcador. Hasta ese momento, la defensa visitante estaba concentrada y solidaria. Así existían los robos y las transiciones rápidas. 

El problema era saber hasta cuándo iba a durar esa tensión. Con sus altibajos se puede decir que hasta el ecuador del encuentro, es decir, mientras el Naturhouse vio opciones de estar en el marcador, cuando el intercambio de goles daban emoción al duelo, cuando los errores y las imprecisiones en ambos lados de la pista no afectaban a un electrónico equilibrado. El 10-12 tras la igualada a diez dio paso a un parcial de 3-0 a 5 minutos del descanso con dos acciones de Krok y otra de Rabek, máximo goleador de la tarde con 9 dianas.

La capacidad en el tiro lejano de los riojanos fue casi inexistente porque Langaro y Montoro no gozaron como cabía esperar. Con esta dinámica, las opciones, en estático, pasaban por jugar con Jav García, pero esa posibilidad era más que previsible para una defensa eslovaca que se animaba al ver que su oponente no se exprimía. El 18-16 después de media hora de juego dio paso a una versión poco conocida en el Naturhouse. 

Inconsciente o no, los riojanos empezaron a pensar y a sopesar si los esfuerzos que debían realizar iban a merecer la pena. Después del 20-17 y del 24-20 (minuto 42) quedó comprobado que con no hacer mucho el ridículo era suficiente. La transcendencia, nula, del encuentro invitó a que los que iban por detrás en el marcador no forzaran las máquinas. Ante esa tesitura Rabek condujo a los suyos hasta el tanto 30 sin excesiva oposición pese a que los errores fueron en aumento por parte de los dos equipos.

El Tatran Presov, de hecho, alcanzó la treintena de goles en el minuto 53. Hasta el final, ni un gol más. Tiempo que aprovechó el Naturhouse para maquillar sus cifras, ya que tanto a Vucko como a Jankovic les pudo el ansia por festejar el triunfo. Sanad anotó el último gol de los suyos y hasta la conclusión acierto bajo palos así como ataques más individuales que colectivos -cuestión que fue casi una tónica general-.

Lo mejor es que esta derrota carece de incidencia deportiva, ya que el pase a la siguiente ronda, la antesala al Last 16, está asegurada. Es más, este sábado se ha conocido el rival. Será el Nantes -conjunto contra el que se enfrentaron en pretemporada-, que hizo los deberes en Braga (Portugal) para ganar 29-34 al ABC Uminho. Evidentemente, con el nivel mostrado en tierras eslovacas la eliminatoria se la llevaría con la gorra el cuadro francés.

FICHA TÉCNICA

Tatran Presov: Chupryna (p) (1), Rabek (9, 2p), Sarpayaky, Hrstka (2), Krok (6), Sadovyi, Sarpataky, Urban (2), Pekar, Brazhnyk, Cip (2), Peskov, Vucko (4), Jankovic (4), Pales y Tsarapkin.

Naturhouse La Rioja: Kappelin (p), Miguel Sánchez-Migallón (5), Peciña (1), Montoro (1), Luisfe (3), Vigo (2), Molina (2), Javi García (4), Langaro (1), Javi Muñoz (5, 1p), Garciandia (2), Sanad (1) y Kappelin (p).

Parcial cada 5 minutos: 2-2, 5-8, 6-8, 10-10, 13-12, 18-16 (descanso); 21-18, 22-20, 25-21, 27-23, 30-26 y 30-27(final).

Árbitros: Dzmitry Nabokau y Siarhei Kulik (Bielorrusia). Excluyeron a los locales Peskov (min. 7) y Sadovyi (min. 37) y a los visitantes Molina (min.17), Vigo (min. 22) y Sanad (min. 45).

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí