Viernes 22 de Octubre de 2021Actualizado 22:29

El 11 de febrero de 2017

Tiempo de lectura: 03:34
|||

Acostumbrados a resignarse

El Calzados Robusta pierde por 75 a 83 frente a Melilla en el debut del lituano Kupsas. Los riojanos continúan con un triunfo de margen respecto al descenso.

Kupsas en la derrota ante Melilla

Rioja2

Competir no es suficiente para este Calzados Robusta. Frente a Melilla estuvo en tres ocasiones por delante (2-0, 4-2 y 27-26) y pese a que se quedó a 11, 60-71, con 7 minutos por jugar supo frenar a su rival, hacerle un parcial de 9-0 en más de cinco minutos y creer en que podía llevarse la victoria. Sin embargo, tras el 69-71 y más de 120 segundos por delante los visitantes acabaron lo que habían venido a hacer al Palacio, firmar su cuarto triunfo consecutivo, por 75 a 83, y pensar en la parte alta de la clasificación. 

Todo lo contrario que un Clavijo en el que debutó el lituano Kupsas (10 puntos, 5 rebotes y 9 faltas recibidas). De hecho, los riojanos cuentan con una victoria de margen respecto el descenso. Es lo que toca, sin lamentos. No queda otra que insistir en apretar los dientes, en tratar de ser más intensos en defensa desde el comienzo, hacerse más fuertes en el rebote (11 frente a 3 favorable a Melilla en los primeros 10 minutos) y confiar en ser más regulares en ataque.

Porque ante Melilla se puede decir que el cuadro de Alejandro Alcoba dominó los tiempos, salvo un par de instantes. El toma y daca inicial dio paso al recital reboteador de un equipo melillense que se quedaba todos los rebotes. Arteaga, una auténtica pesadilla, recibía buenos balones y él hacía el resto sacando faltas -dos en los tres primeros minutos a Birgander- y anotando puntos -19 en 19 minutos-. Ni siquiera con Kupsas sobre la pista, el pívot se intimidó porque si no era Gatell el que le tomaba el relevo. Apostar por el juego por dentro favorecía espacios por fuera y aunque ni los Almazán, Pablo y Eloy, ni Manzano acertaron desde el triple, otros se aprovecharon de ello, caso de Marcos Suka o Jorge Sanz. 

El 6-11 daba paso, tras un triple de Ott, al 8-16. El Calzados Robusta estaba desajustado y Antonio Pérez recompuso ideas en los locales con un tiempo muerto para poder responder a los triples de Marcos Suka y Rivero y estar a un paso, 18-24. La puesta en escena de Norris (10 puntos en el segundo cuarto) dio otra dinámica e intensidad. 5 puntos seguidos del americano, unidos a dos acciones positivas de Laso y Bravo volteaban al electrónico, 27-26 (minuto 13).

FALL, UN 'AMIGO'

Coincidencia o no, Gatell cometía su tercera personal y permitía que Fall ingresara en el campo, cuestión que aprovechó descarademente el cuadro anfitrión. Para remediar el asunto, Arteaga (9 puntos en el segundo cuarto) volvía a la cancha para frenar el ritmo de locales y recuperar la inercia con el 34-43 que se mantuvo al descanso (37-46) después de un dos más uno casi sobre la bocina del pívot visitante.

Un parcial de 7-0 de los riojanos recuperaba la ilusión. De nuevo, casualidad o no Fall fue determinante con dos acciones seguidas de pasos y con tres faltas en poco más de tres minutos que determinaron su eliminación del partido por personales. Pese a todo ello, Melilla respiraba con el 47-51 y con el posterior 51-57 tras una falta técnica de Laso. El Clavijo reaccionaba con garra pero fallaba muy cerca del aro y eso penalizaba porque Alcoba repetía lo que también le había funcionado hasta el momento, balones a Arteaga para producir. Así se entendía el 56-63 a la conclusión del tercer cuarto.

Van Wijk, con nulo protagonismo, apareció con 6 puntos seguidos -tres tiros libres y un triple- para disparar la diferencia a los 11 puntos, 58-69 con 8 minutos para el final. Con casi todo perdido, el Calzados Robusta subió su intensidad defensiva y a la vez fue más incisivo en su ataque con mucho bloque directo y balones dentro. Los errores, algunos incomprensibles, en Melilla provocaban un parcial de 9-0 en el que los visitantes estuvieron más de cinco minutos sin sumar. Demasiado tiempo. El 69-71 era real y restaban dos minutos. El preparador visitante tomó las riendas, pidió un tiempo muerto y guió a los suyos al camino del triunfo.

Pablo Almazán rompía racha negativa mientras que Marcos Suka, desde la personal, recuperaba cierta ventaja, 69-75. Con 69 segundos por delante, Bravo se colaba al sacar del lateral y en la acción posterior Gatell se colgaba del aro para cerrar el duelo y asegurar la victoria por mucho que el Calzados Robusta buscara alargar la refriega con varias personales que incrementaron el marcador hasta el definitivo 75-83 que deja al Clavijo donde estaba, en la parte baja de la clasificación. Las quejas de los aficionados, se quejaron del trato arbitral, fueron insuficientes para el equipo riojano, que es cierto que sólo se presentó en la línea de personal en 9 ocasiones (cien por cien de efectividad) por los 27 tiros libres de Melilla.

FICHA TÉCNICA

Calzados Robusta: Garrido (11), Galarreta (9), Pressley (10), Bonifant (5) y Birgander (4), cinco inicial, Kupsas (10), Laso (2), Martín, Norris (13), Bravo (11) y Tunde.

Melilla: Jorge Sanz (8), Ott (3), Pablo Almazán (9), Arteaga (19) y Manzano (3), cinco inicial, Gatell (8), Van Wijk (6), Rivero (12), Eloy Almazán, Marcos Suka-Umu (13) y Fall (1).

Parciales: 18-24, 19-22 (37-46 al descanso); 19-17 (56-63) y 19-20 (75-83 final).

Árbitros: Jorge Muñoz García y Jaime Gómez Luque. Eliminado por faltas personales el visitante Fall (min. 24).

Incidencias: Unos 400 espectadores en el Palacio de los Deportes.

|||

A favor 4 En contra 0

0 comentarios
Partido RiojanoPremios A Crear 2021CCOO IgualdadPP Sánchez presupuestos
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí