Viernes 21 de Enero de 2022Actualizado 14:16

El 16 de noviembre de 2016

Tiempo de lectura: 03:09
|||

Triunfo serio pero con consecuencias

El Naturhouse gana fácil a Cangas (34-25) pero la victoria se ensombrece por la lesión de Cacheda.

Lesión de Cacheda ante Cangas

Rioja2

El Naturhouse rompió el partido cuando más complicado parecía que estaba, con una exclusión en contra, después de haber recibido dos penaltis, en el momento en el que más se está enturbiando el duelo por las decisiones arbitrales y tras ver como Cacheda, probablemente, se hubiera lesionado de gravedad. Pero este equipo está hecho de una pasta especial. Al final, victoria 34-25. Se impuso la sobriedad y seriedad de un bloque unido, compacto por momentos y que se supo ganador desde el arranque.

Con 7-5, después de un comienzo en el que el Cangas, más o menos, encontraba su espacio en el Palacio con un juego al límite del pasico, el ambiente se empezó a calentar debido al dúo arbitral. Previamente, con el 3-2, a los ocho minutos, para colmo de males, Cacheda al apoyar en un ataque notó como su rodilla izquierda se giraba. Malas sensaciones. El caso es que Jota González reclamaba el mismo criterio en ambos lados de la pista. No se explicaba cómo las penetraciones de los gallegos acababan en siete metros y las de los riojanos en golpe franco.

Aginagalde salía para templar a los suyos. Primero Jesús Soliño, que antes había superado desde la misma distancia a Kappelin, se topaba con el cuerpo del capitán y un minuto después era otro Soliño, su hermano David, el que marraba ante la figura del meta irundarra -aún pararía un tercero a Simes en la recta final del primer tiempo-. Gracias a sus intervenciones, el ataque hizo el resto para empezar a distanciarse, 9-6 en el minuto 19. Entonces vino una primera amarilla para el técnico pucelano por protestar y acto seguido, por más protestas, vino la exclusión que, en primera instancia, dejó a Muñoz fuera del partido.

EL PARTIDO SE ROMPE

Pero con uno menos, el Naturhouse se hizo fuerte. Muñoz marcaba y Ángel Fernández culminaba una contra acto seguido. El 11-6 en el minuto 22 marcaba las diferencias entre ambos conjuntos. El cuadro visitante reaccionaba con dos goles seguidos, pero la maquinaria ofensiva de los anfitriones funcionaba con tres tantos en algo más de un minuto para dejar un tranquilo 15-7 que se redujo al descanso al 15-9 gracias a Muratovic, ya que Ángel Fernández se encontró con la madera en el último lanzamiento de la primera mitad. Una acción en la que Langaro se retorció el tobillo derecho –no jugó en el segundo tiempo-.

Se reanudaba la contienda con más velocidad en las acciones, un juego más rápido, con menos pases y más lanzamiento. La consecuencia fue que el marcador engordó sus números en poco tiempo. Gol iba y gol venía. Potic, Iglesias y Milosevic asumían la responsabilidad en los gallegos con la sana intención de evitar que la sangría fuera a más. Pero el Naturhouse, con goles casi instantáneos tras recibir, mantenía e incluso aumentaba la renta. Molina, Luisfe y Ángel Fernández tiraban de los suyos. Del 19-12  se pasó al 24-16 y a un 29-20 faltando diez minutos.

Se intuía que ambos conjuntos esperaban el final del choque. Mientras que en Cangas Milosevic y Potic continuaban acaparando el ataque, Jota González daba confianza a Montoro y probaba con Miguel Sánchez-Migallón como central, además de dar un respiro a Garabaya y a Rocas, que no actuó. Con todo sentenciado llegaron un par de exclusiones finales que incrementaron algunas imprecisiones, aunque por lo general el Naturhouse se mostró serio, sin relajaciones e intenso en defensa, además de incisivo en ataque. A la espera de ver en qué queda la lesión de Cacheda y las molestias en el tobillo de Langaro, el Naturhouse vuelve a la pista el sábado con la visita del Metalurg.

FICHA TÉCNICA

Naturhouse La Rioja: Kappelin (p), Ángel Fernández (8), Langaro (2), Cacheda (2), Garabaya (1), Garciandia (2) y Muñoz (3, 1p), siete inicial, Molina (3), Vigo (2), Peciña (2), Miguel Sánchez-Migallón (2p), Aginagalde (p), Luisfe (3), Sanad (1) y Montoro (3).

Frigoríficos Morrazo: Salazar (p), Pousada, Pombo, Cerqueira (1), García (2), Milosevic (6) y Castro, siete inicial, Simes, Jesús Soliño (2p), Muratovic (2), David Soliño, Potic (8), Iglesias (2), Henrique (p), Krook y Da Costa (2).

Parciales cada cinco minutos: 2-2, 3-3, 6-5, 9-6, 14-7, 15-9 (descanso), 19-12, 22-15, 25-18, 29-20, 30-24 y 34-25 (final).

Árbitros: Sebastián Fernández Molina y Alberto Murillo Castro. Excluyeron a un jugador local por protestas del banquillo (min. 20) y al local Molina (min. 54) y a los visitantes Cerqueira (min. 10), Milosevic (min. 31), Pousada (mins. 39 y 45) y Krook (min. 55).

Incidencias: 1.500 espectadores en el Palacio de los Deportes.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22Manifestación sindicatos agrarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí