Rioja2

Lunes 14 de Octubre de 2019Actualizado 23:31

GLA Black AMG
El 7 de noviembre de 2016

Tiempo de lectura: 01:44
|||

Vino azul, o cómo triunfar saltándose todas las normas

Son jóvenes y ninguno de ellos es enólogo. Sin embargo, su excéntrico vino azul eléctrico ha pasado de ser una idea del semillero de empresas de la UPV a materializarse en 90.000 botellas en el mercado.

Rioja2

No son enólogos, pero hacen vino. No son grandes empresarios, pero han conseguido que se hable de ellos en buena parte del mundo. Su vino ha conseguido llegar ya a más de 300 establecimientos de toda España y los encargos comienzan a acumularse en Estados Unidos o Alemania. Su secreto: el color. 

La historia comienza cuando cinco jóvenes se conocen en la UPV-EHU (Universidad del País Vasco) y, pco a poco, comienzan a idear un proyecto que, si bien parece algo descabellado sobre el papel, pronto comienza a tener éxito: un vino azul. No se trata de un color burdeos intenso tirando a morado, ni de las notas azuladas que pueden dar ciertas variedades de uva. Gik Blue es un vino azul índigo, azul eléctrico, azul con todas las letras. 

Un vino que, según sus autores, se puede beber muy frío como si fuera un refresco, incluso con pajita. Lejos de toda esa ceremonia que envuelve a cualquiera de sus hermanos. "Vendemos no tanto a los puristas como a los hijos de los puristas", indica la responsable de comunicación en declaraciones a El País

Aun así, sus autores quieren dejar claro que no se trata sólo de marketing y promoción sino que están ofreciendo un buen producto. Tiene 11,5 grados y, según reza la ficha "anti-técnica"tiene tintes afrutados, sin azúcares añadidos y marida perfectamente con el sushi, los nachos con guacamole, la salsa tzatziki, la pasta carbonara y el salmón ahumado, curiosamente, platos todos ellos propios de los gustos gastronómicos de una generación joven y moderna. 

Las uvas, tintas y blancas, con las que se hace este vino, procede de viñedos de La Rioja Alavesa, Navarra, Valencia y Zaragoza. Huyen de cualquier denominación de origen. Lo suyo es otra cosa. "Usamos uva de año, le ponemos un corcho sintético para hacerlo más estable y decimos a la gente que se lo beba como quiera"

Lo que podría resultar un 'esperpento' para los más sibaritas, ha resultado una fórmula que funciona. Estos cinco jóvenes de menos de 30 años han conseguido colocar 90.000 botellas en el mercado, el equivalente a la producción de 10 hectáreas de viñedo, y las reservas se siguen acumulando en su página web. 

Si alguien creía que lo había visto todo en el mundo del vino, queda claro que hay muchas sorpresas aun por llegar. 

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí