Rioja2

Domingo 8 de Diciembre de 2019Actualizado 10:27

Mercedes GLC Q4 2019
El 10 de octubre de 2016

Tiempo de lectura: 03:14
|||

Los trastornos mentales, una amenaza para el bienestar de nuestros mayores

En el Día Mundial de la Salud Mental, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología advierte de que la depresión y la ansiedad aumentan en las últimas etapas de la vida.

personas mayores

Rioja2

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología ha recalcado que, en general, las personas mayores se sienten más insatisfechas de su vida que las personas jóvenes. Problemas  como  depresión y  ansiedad aumentan en las últimas etapas de la vida. La depresión afecta a un índice de población con más de 65 años, entre el 10% y el 15%.

A veces, este trastorno se infradiagnostica, al imputar a la edad cambios en el estado emocional que no son propios de la misma.  Es muy frecuente encontrar depresión en personas que están ingresadas en residencias de mayores. Hay que tener en cuenta también que estos problemas de salud mental pueden interactuar en el grupo de personas mayores, haciendo que el procedimiento de valoración y de gestión sea más difícil.

Hay ciertos grupos que tienen más riesgo de padecer trastornos mentales, y son los siguientes: mujeres, personas que no están casadas o viven solas y personas con enfermedades físicas y personas discapacitadas (especialmente cuando cursan con dolor y trastornos del sueño).

Más allá de este impacto inmediato y profundo en la calidad de vida, la depresión en la población de mayores es un factor de riesgo de la discapacidad funcional y puede anunciar una mortalidad prematura, ya que las personas con depresión son más proclives, entre dos y tres veces, a padecer dos o más enfermedades crónicas, y tienen entre dos y seis veces más posibilidades tener, por lo menos, una limitación en sus actividades diarias, si se compara con grupos más jóvenes. La depresión con morbilidad asociada en personas mayores aumenta también la frecuencia y el coste de la asistencia profesional y el riesgo de ingreso prematuro en residencias de ancianos.

FACTORES RELACIONADOS CON LOS TRASTORNOS MENTALES

Existen diversos factores que influyen en la aparición de los trastornos mentales en el caso de las personas mayores:

·      La salud física deficitaria y las limitaciones funcionales. La salud física es una preocupación básica de muchas personas mayores y está frecuentemente relacionada con estados de salud mental que también son deficitarios. Está demostrado que hay una comorbilidad importante de los trastornos de salud mental y de las enfermedades crónicas, que incluyen las lesiones recurrentes (por ejemplo las caídas), los accidentes cardiovasculares y el dolor crónico.

·      También hay que destacar que existen discapacidades, como los problemas de audición y sordera, que conducen también a la depresión, ya que la salud mental deficitaria y la soledad aumentan debido al impacto de estos problemas de salud de las personas mayores que dificulta el poder relacionarse y participar en la vida activa.

·      Los factores sociales y económicos aumentan la vulnerabilidad de las personas mayores en lo referente a los trastornos mentales.

·      Cuidadores como grupos de riesgo. La atención no profesional o familiar es la piedra angular de apoyo de las personas mayores que dependen del cuidado de los demás. Dispensar la atención necesaria en el hogar familiar acarrea tensión física, psicológica, social y económica, y los miembros de la familia (normalmente las mujeres) tienen a menudo que sacrificar muchas cosas para cuidar a sus familiares. El problema se agrava cuando los cuidadores no tienen la preparación suficiente, y la ayuda económica y humana es escasa. Como consecuencia de este hecho, los cuidadores tienen riesgo de padecer una enfermedad física o psicológica, lo cual indica que es necesario proporcionar ayuda a los cuidadores para evitar que caigan enfermos. El hecho es que es frecuente que los cuidadores presenten unos niveles clínicos elevados de ansiedad y fatiga, e incluso lleguen a sufrir una depresión.

CAMBIO DE HÁBITOS

Desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología se recomienda llevar a cabo unos cambios en el estilo de vida que contribuyan en el bienestar físico y mental de los mayores. Algunos de estos buenos hábitos son:

·      Aumentar la participación en actividades positivas.

·      Practicar ejercicio físico ayuda a mejorar la salud mental y a aumentar la participación social.

·      Mejorar la salud física y tratar las enfermedades crónicas pueden prevenir los trastornos mentales.

 

 

 

 

 

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí