Rioja2

Domingo 8 de Diciembre de 2019Actualizado 16:37

Mercedes CLA Q4 2019
El 18 de agosto de 2016

Tiempo de lectura: 01:36
|||

Los juegos del ayer no son los de hoy

Cada vez son más los jóvenes que se entretienen solos y con la consola. Jugar al aire libre presenta numerosos beneficios para los niños como aprenden a respetar las normas, a jugar en equipo, ser más tolerantes, pacientes y respetuosos.

Rioja2

La soga, la gallineta ciega, el pilla-pilla, las tabas, el calderón, la goma, el pañuelo, balón quemado, polis y cacos, el encuentro…estos son algunos de los juegos olvidados por la sociedad y desconocidos por los más pequeños.

Es verano, los niños no van al colegio y por tanto tienen más tiempo para jugar. Pero cada vez son más los jóvenes que se entretienen solos y con la consola. Algunos padres tratan de enseñarles a sus hijos los pasatiempos de su infancia, pero sus retoños piensan que es cosa de locos.

Las nuevas generaciones no conciben su vida sin el último juego del mercado para la videoconsola. Pero,¿dónde quedó jugar con los vecinos o los primos? Un estudio demuestra que casi el 70% de los niños juegan con sus hermanos. No obstante, aunque se llevan bastantes años, los niños juegan más con adultos que con otros niños de su edad, entre otros motivos, por la individualidad de la vida, que nos lleva a relacionarnos poco con los vecinos, cuando antes estos eran los mejores amigos y con los que se compartía todas las tardes.

El juego de los niños en la calle hoy en día es casi inexistente, porque, además, tienen menos lugares para ello, pero tampoco juegan mucho con compañeros y amigos, excepto en el patio del colegio.

El fin de semana, las familias aprovechan para llevar a los más pequeños al cine o al parque. Los expertos corroboran que las madres son el eje fundamental de las familias y las que mejor comunicación logra con los hijos, mientras que los padres son más controladores.

Profesores, pedagogos y pedíatras señalan que jugar al aire libre presenta numerosos beneficios para la salud y el desarrollo de los niños. Dejarlos en casa puede incrementar enfermedades como la obesidad o la falta de equilibrio mental al no estar en contacto con otros niños de su edad.

Los juegos que implican actividad física y equipo ejercitan más las habilidades de los más pequeños y desarrollan su destreza. Pero, además, a través del juego los niños aprenden a respetar las normas, a jugar en equipo, ser más tolerantes, pacientes y respetuosos.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí