Lunes 2 de Agosto de 2021Actualizado 18:09

El 4 de agosto de 2016

Tiempo de lectura: 05:31
|||

¿Quieres conocer las nuevas aplicaciones de la impresión 3D?

Emprenderioja nos trae un repaso de los usos más sorprendentes de esta tecnología.

impresión 3D pizza

Rioja2

Emprenderioja nos muestra las utilidades de la impresión 3D, una tecnología que se ha convertido en los últimos años en una de las grandes tendencias. 

Se prevé un crecimiento mayor en los próximos años de esta tecnología, debido a la bajada de costes, los nuevos materiales empleados en la impresión y la resolución 3D que permitirá su uso en otras aplicaciones. A estas alturas, las posibilidades y las oportunidades de negocio de este sector son innumerables y se prevé que cambie el mundo industrial tal y como lo conocemos. 

Por el momento, estas son algunas de las aplicaciones más innovadoras de esta tecnología. ¡Te van a sorprender! 

La impresión 3D

La impresión 3D nació en el 1995 de la mano de Tim Anderson y Jim Bredt (estudiantes del MIT), quienes tuvieron la idea de sustituir la tinta que se utilizaba en una impresora convencional por cierto “polvillo”. Sin embargo, no fue hasta pasados unos años, en el 2012, cuando se puede empezar a hablar de una auténtica revolución en el sector impulsada por el brutal abaratamiento de las impresoras 3D, permitiendo así su salto al mercado del consumo. En este proceso participaron firmas como Cubify.

Cuando hablamos de “impresión” nos referimos al proceso por el que una impresora 3D es capaz de construir estructuras físicas completamente personalizadas. Empeñamos este término ya que es un proceso muy similar al de las impresoras de papel, pero en este caso, en vez de tinta sobre una hoja plana, se imprime algún material líquido (plástico, goma, papel e incluso metal) sobre sí mismo para que forme un objeto tangible tal y como había sido diseñado a través de programas informáticos

El funcionamiento es el siguiente: se calienta el material en cuestión para hacerlo voluble y se coloca en forma de delgadas capas (de hasta 0,1 milímetros de grosor) hasta crear el objeto deseado.

Se trata de un modelo que nació en el ámbito industrial y que poco a poco, gracias a empresas privadas como RepRap o MakerBot, ya se ha estandarizado en impresoras de un tamaño menor y más baratas con el objetivo de hacerlas más cercanas a los talleres de aficionados e incluso a los hogares.

 Las aplicaciones más sorprendentes de las impresoras 3D:

 Medicina

Una de las aplicaciones más innovadoras a la vez que útiles que se le puede dar a las impresoras 3D la encontramos en el mundo de la medicina. Suena difícil de creer pero gracias a esta tecnología se ha podido imprimir partes del cuerpo humano del tamaño exacto que necesita el paciente. Si se llegase a necesitar el reemplazo de ciertos órganos dañados se pueden hacer mediante un material compatible con el tejido orgánico. Un ejemplo de esta aplicación podría ser el caso real de un bebé de apenas seis semanas que nació con un defecto en el tubo bronquial que le impedía respirar con normalidad, poniendo en grave peligro su vida. Para salvarlo se imprimió una tráquea artificial que despejó sus vías respiratorias.

Otra de las aplicaciones más comunes de la impresión 3D en este sector son las prótesis para discapacitados como piernas, brazos o incluso trozos de hueso que se insertan bajo la piel con un tamaño adecuado para cada persona. El caso de un adolescente que perdió ambas manos escondiéndose de una bomba durante la guerra de Sudán, fue resuelto a través de un equipo de expertos en ortopedia e impresión 3D de Not Impossible Lab, que se unieron para crear una prótesis libre de patentes (low-cost) y de código abierto. Actualmente tienen una prótesis por menos de cien dólares que, a pesar de no ser tan sofisticada como las de otros laboratorios, se puede imprimir tantas veces como la víctima necesite.

 

Juguetes

Una de las cosas que más fácilmente se puede imprimir son los juguetes o las figuras de una sola pieza. Gracias a la impresión 3D se pueden diseñar juguetes adaptados a los deseos de cada niño. Como es el caso de la empresa CrayonCreatures que convierte los dibujos de los niños en figuras 3D.

Arte

Aunque parezca mentira, esta tecnología también se está aplicando en el mundo del arte en diferentes aspectos:

Por un lado encontramos las reproducciones en 3D de cuadros famosos. Gracias a esta tecnología puedes tener en tu propia casa una copia exacta de un Matisse o un Van Gogh por menos de 360€. La empresa Prixel ha desarrollado una tecnología que hace posible reproducir en 3D el relieve de un cuadro y posteriormente se le aplica una impresión con tintas fotopolímeras en esta superficie. De esta manera se imita a la perfección los trazos del artista, su textura color y brillo.

También en el ámbito artístico, uno de los inventos más innovadores en el mundo de la impresión 3D es el Lix 3D pen con el que puedes dibujar estructuras tridimensionales a mano sin necesidad de tener una base de papel. Se trata de la impresora 3D más pequeña del mundo que funciona de forma parecida a una pistola térmica pero siendo capaz de generar filamentos de plástico muy finos que se secan muy rápidamente. Tiene un potencial ilimitado en el arte, el diseño y la arquitectura.

 Gastronomía 

Nos parecerá sorprendente, pero, además de elementos rígidos y permanentes también se pueden diseñar estructuras como postres o dulces a través de la impresión 3D, que permite crear diseños imposibles de hacer a mano.

Un ejemplo claro podría ser la española Foodini, la primera impresora 3D para comida innovadora. A primera vista parece algo muy artificial, pero en realidad es un buen método para reconciliarse con la comida casera y sana. El funcionamiento es el siguiente: se pasan los ingredientes por el robot de cocina para que quede una pasta que pueda introducirse en los cartuchos (ya sea pan, puré, salsa, etc.). Posteriormente se carga la receta y ¡listo! Puedes hacer pizzas caseras, bizcochos de las formas más divertidas, pasta, etc.

Más enfocado al mundo de la pastelería, encontramos la impresora Chefjet, que usa una técnica para poder trabajar con materiales como chocolate, azúcar, vainilla, etc. Puede crear diseños que desafían la imaginación transformando por ejemplo el azúcar en estructuras tridimensionales.

Moda

 

El sector de la moda también está innovando a través de la impresión 3D, que está creando modelos hechos a medida para cada persona. El material utilizado es un plástico rígido, que quizás no sea el elemento más cómodo para vestir, pero esto no ha impedido a algunos diseñadores experimentar con las oportunidades que les ofrece esta tecnología.

Es el caso de la actriz y bailarina Dita Von Teese, que lució un vestido impreso siguiendo sus medidas corporales.

Poco a poco hay estudios que se van acercando al proceso de creación textil, como el proyecto de Open Knit, que pretende crear elementos textiles mediante la impresión 3D. Su objetivo es que puedan ser creados desde casa con su impresora y descargando la app Knitic con la que crear, imprimir y compartir tu propia ropa online. Ya se han creado cuatro prendas impresas en 3D.

 

Como veis, la impresión 3D es un mundo que nos ofrece un sinfín de oportunidades de negocio en sectores que ni imaginaríamos. En ocasiones, nos hacen creer que vivimos en un mundo de ciencia ficción.

¿Se os ocurren otras aplicaciones increíbles sobre esta tecnología? 

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí