Rioja2

Viernes 6 de Diciembre de 2019Actualizado 13:08

Mercedes Clase B
El 8 de junio de 2016

Tiempo de lectura: 05:27
|||

Un riojano conquistando el atletismo americano

Rodrigo Iglesias acaba de lograr un 8º puesto en el ranking de España absoluto en jabalina y ahora se centra en lograr la marca mínima para optar al próximo Mundial Junior en Polonia. 

Rodrigo Iglesias

Rioja2

Con 18 años y ya es 8º en el ranking de España absoluto en jabalina; tercero de la temporada y noveno de todos los tiempos; posee la cuarta posición de España junior en el salto con pértiga. Con este palmarés, no es de extrañar que Rodrigo Iglesias se le haya otorgado una beca y se haya ido a recorrer la américas.

Agradecido por todo el apoyo que ha recibido por parte de sus “padres, amigos y novia que se han preocupado por mí”, todos estos méritos logrados le ha pillado por sorpresa, a pesar de su gran esfuerzo y dedicación: “La verdad es que estoy muy agradecido porque no esperaba conseguir todo lo que he conseguido y que todo fuera a salir tan bien. Estoy muy contento”, confesó.

De entre todas las categorías en las que compite, el riojano se queda con la jabalina: “Llevo cuatro años lanzando jabalina y es con la prueba que más disfruto. Me gustaba lanzar, me da tranquilidad. Es la que más me transmite”. Sin embargo, gracias a su experiencia americana ha descubierto una modalidad que le ha entusiasmado: el salto con pértiga. “No lo había descubierto hasta este año, hasta que no la he entrenado en EEUU, con todas las facilidades que tienen, todas las instalaciones… Ha sido como un descubrimiento. Aquí la había probado pero es muy diferente. Allí disponen de más materiales y es más fácil entrenarla. De hecho, he mejorado un montón”.

El año pasado comenzó su andadura por EEUU gracias a una beca que le ha llevada a Fort Wayne, la segunda ciudad más grande de Indiana, donde está “una de las Universidades con mejor equipo de atletismo”.

Rodrigo nos contó su experiencia entusiasmo y muy agradecido por el trato y por todo lo aprendido allí durante este tiempo: “El día a día allí, es bastante distinto a España. A nivel universitario ellos te dan mucha libertad para organizarte tu horario, tus clases… Si te organizas bien tienes mucho tiempo libre: para entrenar, para estar con tus amigos o dar una vuelta. Lo malo es que allá las ciudades son muy extensas y para ir a alguna tienes coger el coche. Mis días consistían en entrenar; comer con mis amigos; ir a clases entre medio, mañana y tarde;  y luego trabajar dando clases de matemáticas para estudiantes. Con el nivel que tenía de aquí me daba para dar clases allí”.

A pesar de que lucha cada día por ser un atleta profesional, Rodrigo Iglesias tiene otras motivaciones, no sólo el deporte: “Estudiaba Ingeniería de las Energías Renovables. Es una carrera que me llamaba mucho la atención, pero estoy pensando en cambiarme porque no me está terminando de convencer. Me pasaré a otra que tenga más matemáticas. Tenía muy claro lo que quería hacer antes de ir allí pero he descubierto que lo que más fácil es para mí son las matemáticas y es lo que más me entretiene”.

Como todo extranjero que cambia de país con un idioma diferente, pasa dificultades, sobre todo al principio de su andadura: “Con el inglés bueno… (risas) Como todo el mundo cuando llega allí, el inglés es un poco indio. Nada más llegar a EEUU me perdí en el aeropuerto de Chicago, pero luego ya te vas haciendo. Nos organizaron un campamento para los internacionales, un par de semanas. Fue una experiencia muy buena, sobre todo para conocer gente y para aprender el idioma poco a poco e ir soltándose, que eso cuesta mucho. Luego en las clases no te enteras de mucho porque todo el mundo habla muy rápido, los profesores… Pero en menos de lo yo pensaba estaba en clase y casi sin prestar atención, te enterabas de todo y parecía algo raro” contó entre risas.

El joven atleta destacaba que lo que más le gustó de su experiencia, además del hecho de conocer a gente nueva, es la manera en la que viven los americanos el deporte y las facilidades que dan desde la Universidad a los deportistas. Aunque, toda experiencia tan alejado de casa tiene sus inconveniencias: “Estar tan lejos de tu familia, amigos, novia… Se hace un poco largo y siempre quieres volver. A veces te dan esas ‘venadas’ de que quieres volver, pero al final siempre se pasa. He estado muy agusto, no me puedo quejar”, dijo.

EN EEUU SABEN DISFRUTAR DEL ATLETISMO

No hay color entre España y EEUU. Allí la gente paga por ver el atletismo. Hay mucho más ambiente y rivalidad entre Universidades e incluso en competiciones que aquí pasan desapercibidas, allí no. Esas ganas de competir, de ganar, se lleva mucho más. A mí me parecía increíble que la gente pagase por entrar en una Universidad a ver una competición. Además todo lo hacen muy espectacular, las presentaciones… Ahora hecho un poco de menos eso”, comentó con nostalgia. Aún así, recalcó que está muy contento de estar en Logroño otra vez. “Tenía muchas ganas de entrenar en mi pista, en mi ciudad”.

Una vez instalado toca volver al presente y pensar en los objetivos inmediatos planteados: “Este año hay un mundial Junior en Polonia. Desde el principio me fijé ese objetivo porque al ser mi último año en esta categoría me hacía especial ilusión poder competir en él. Parecía un objetivo lejano pero la posibilidad está ahí. Hay que ponerse retos difíciles para lograr cosas difíciles. Si no te lo propones, nunca lo vas hacer. Entrené muy duro en EEUU y he estado a punto de lograr esa marca hace mes y medio pero me lesioné en el abductor ese mismo día, y a partir de entonces me desmotivé porque no he podido entrenar como antes. Además, en el codo también tenía alguna molestia, pero la verdad es que no quiero quitar posibilidades, porque aún tengo un mes para hacerla. Me queda solo metro y medio de lo que he lanzado, que en jabalina no es tanto, y habrá que intentar luchar para conseguirlo”, explicó.

Pero en su mente no está solo el Mundial, también tiene su mirada fijada en el Campeonato Junior en el “tiene varias pruebas”, donde confía en realizar un buen papel y mejorar las marcas de años anteriores.

Como todo deportista tiene referentes en los que fijarse, pero hay uno que sobresale por encima de los demás: “Jan Zelezny, es por así decirlo, la excelencia de la jabalina. Es alguien que ha hecho algo distinto. Lo ves en sus entrenamientos, en las concentraciones que hacía con gente profesional de jabalina corrigiéndoles… Es un ideal de la jabalina. Pero es uno de muchos. Sobre todo admiro a todos los deportistas profesionales, porque estar a ese nivel no es nada fácil. Cuando empiezas a entrenar serio, ves que es algo que cuesta mucho esfuerzo, mucha dedicación y mucho tiempo”.

Acaba de comenzar a hacerse un nombre y todavía le queda un gran recorrido. Sin embargo, Rodrigo Iglesias tiene un objetivo muy claro, que seguro que si se lo propone, lo conseguirá: “Puede sonar algo utópico, pero sí que me gustaría representar España a nivel absoluto, y no hacerlo solo en categorías inferiores. En un futuro estar con la Selección Española, representándoles y compitiendo por España. Ver que estás haciendo algo por tu país a nivel deportivo”, concluyó.

 

|||

A favor 6 En contra 2

2 comentarios

#2
Jose12/06/2016 19:55h

Eso lo has dicho tu así que te parecerá guapo a ti pájaro

A favor 0 En contra 1 Denunciar

#1
Jose09/06/2016 15:58h

como ya tiene 18 años digo lo q muchxs estais pensando. que buenorro que esta este chico y que guapo que es. no parece de aquí

A favor 1 En contra 4 Denunciar
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí