Rioja2

Viernes 15 de Enero de 2021Actualizado 18:12

El 15 de abril de 2016

Tiempo de lectura: 03:29
|||

Pouso confía en ser más fiable como local

La UDL buscará este domingo en Las Gaunas ante el Burgos (18.00) cerrar su clasificación para la fase de ascenso a Segunda. Enfrente estará un rival que ha sumado 12 de los últimos 15 puntos en juego. Íker Alegre y Adrián Cruz siguen lesionados.

Entrenamiento UD Logroñés

Rioja2

A Carlos Pouso no le sorprende que el Burgos -sexto con 50 puntos- haya sumado cuatro victorias en los últimos cinco encuentros: "Les estuve viendo el día del Racing de Santander y perdieron 0-1 por un error puntual, pero estuvieron cerca de ganar". Aspecto que recalca cuando explica que "es un equipo con muy buena presencia física, con las ideas muy claras en el aspecto defensivo y con argumentos sólidos en ataque". Es decir, el técnico blanquirrojo atisba un duelo complicado en Las Gaunas, de esos que se le suele atascar como anfitrión. 

No en vano, hasta nueve conjuntos han puntuado en Logroño, demasiados para una escuadra que aspira a lo máximo y que incluso tiene a 6 puntos el liderato. Lo que sí es seguro, los números no mienten, es que si la Unión Deportiva Logroñés gana el domingo (18.00 horas) y el Pontevedra no hace lo propio contra el Celta B, los riojanos habrán certificado su presencia en la fase de ascenso a Segunda por segunda temporada consecutiva cuando todavía resten 4 jornadas para el final liguero. Sin duda un gran paso. Pero la intención debe ser aspirar a mejorar la cuarta plaza actual, tiene a un punto a Tudelano y Racing de Santander, que se miden este fin de semana.

A este respecto, el preparador vasco indica que "lo que suceda en otros campos se nos escapa. Estamos centrados en los nuestro y luego que sea lo que Dios quiera. Lo que consigas siempre debe ser en base a tus méritos y nunca esperar los deméritos de los demás". Lo cierto es que "tenemos cinco bolas de set, trataremos de materializarlo en la primera". El anhelo es acabar como líder porque "sí es importante", pero "a partir de ahí me da igual porque con lo de jugar la vuelta en casa se me ha caído un mito", reflexiona.

"ALGO ESTOY HACIENDO MAL"

Y lo argumenta cuando se sorprende al afirmar que "no me había pasado nunca, y llevo unos cuantos años entrenando, lo de sacar más puntos fuera que en casa. Alguna vez tenía que ser la primera. No me consideraba culpable de conseguirlo habitualmente, pero este año algo estoy haciendo mal". Cierta autocrítica hay, a este respecto. Quizá haya empezado a poner de su parte para tratar de corregirlo de cara a estos tres encuentros que quedan en el campo municipal.

Por el momento, intuye por dónde pueden ir los tiros. "Al fútbol lo más difícil es jugar sin espacios. A partir de ahí hay que saber crearlos para luego aprovecharlos", asume Pouso, el cual comenta que "casi todo el mundo con espacios juega mejor". Por eso, apunta que "en nuestro debe va el no saber crear esos espacios y luego aprovecharlos; ser más fiables". Pero no es el único argumento influyente. "También confluye el jugar ante nuestra gente", continúa, "y querer agradarles", además "de mi cabezonería en jugar en casa siempre a dominar el juego", lo cual no signfica que se pise campo ajeno de forma limpia y elaborada. "Si no podemos dominar más el juego en campo contrario es porque no somos capaces. No porque no queramos", destaca. Por su parte, a domicilio "vamos a lo mismo, pero no tienes esa sensación de que si no ganas.... En los partidos de casa me gusta mandar y llevar la iniciativa. Fuera también, pero si no somos capaces no tienes esa responsabilidad".

LAS DUDAS DEL ONCE

En cuanto al once que pondrá en liza ante el Burgos, cabe la duda de saber si Carlos Pouso repetirá el doble pivote (Jacobo y Adrián León), que tan buenos resultados le da como visitante, o si opta por acumular jugadores por dentro -caso de Chevi y Muneta- como hiciera en la derrota ante el Valladolid B. Esa circunstancia, sin duda, determinará si repite centrales -Borja y Santelices-. Lo que sí es probable es que Miguel Santos recupere la titularidad en detrimento de Barreda. Luego quedarán por despejar si Pere Milla juega por dentro o escorado a la banda izquierda y quién será el referente ofensivo, Luis Morán o Carlos Fernández.

Sobre las bajas, el técnico de los riojanos confirma que Íker Alegre y Adrián Cruz siguen en el dique seco: "Hay que tomar las cosas como son, los médicos consideran que Adrián Cruz no está para reintegrarse en el grupo", se confía que lo haga la semana que viene, porque "es una recaída de una lesión anterior y hay que ir con más tiento". Sea como fuere el objetivo para este domingo es reencontrarse con el triunfo en Las Gaunas ante un Burgos en línea ascendente que quiere amarrar su presencia en la Copa del Rey la próxima temporada.

|||

A favor 4 En contra 0

0 comentarios
Transformación Digital UR
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí