Viernes 21 de Enero de 2022Actualizado 14:16

El 4 de abril de 2016

Tiempo de lectura: 05:09
|||

Gorka Esteban vuelve a llamar a las puertas de primera

El ezcarayense demostró que está un escalón superior al de “promoción” al dominar claramente la final del campeonato de parejas de segunda categoría.

Pelota,

Jairo

El ezcarayense demostró que está un escalón superior al de “promoción” al dominar claramente la final del campeonato de parejas de segunda categoría.

Saque de Agirre, 1 a 0; Dos pelotazos de Larumbe, 3 a 0; Gancho de Agirre, 4 a 0. Falla Agirre, Gorka y Tolosa cambian de pelota, comienza a jugar el de Ezcaray, y se acabó el partido. Este es el resumen rápido de la final del parejas de “promoción”*.

Y así fue, ya que Gorka Esteban bordó el sábado su quinta final en la categoría de plata de la pelota profesional: Impuso un ritmo que no pudo defender su rival de puesto, quitó mucho trabajo a su zaguero, cometió un único error y ganó vistosamente 7 remates, más otro tanto de saque. Cuando parecía que al mayor de los Esteban le quedaba poca cuerda ya en el profesionalismo, el bravo de Gorka volvió a demostrar el sábado en el Labrit pamplonica que está preparado para afrontar retos más importantes.

Hasta el 4 a 0 los azules dominaban gracias a los largos pelotazos de Larumbe, que Tolosa apenas podía colocar en el frontis para regocijo de Asier Agirre. Pero en cuanto los colorados pudieron entrar en juego, Gorka dirigió la final a su antojo, demostrando que su juego es digno de mejores enfrentamientos.

Cierto es que 4 remates de Agirre impactaron en la chapa, pero aún así la sensación durante todo el partido fue que la superioridad de Gorka desnivelaba claramente el choque. Atrás, la pelota de los colorados permitía a Tolosa devolver con más solvencia los zurriagazos de Larumbe, concluyendo la final con un único error. Xabier Tolosa volvió a ofrecer las gratas sensaciones de los primeros meses tras su debut.                                         

Ahora que es noticia el consumo de alcohol en los frontones (las empresas han sido multadas por este motivo tras la final del 4 y medio en Bilbao), en Pamplona los malos aficionados pusieron la nota negativa a la fiesta que fue la final: Cuando la chapela ya estaba decidida, desde las gradas superiores se dedicaron a tirar parte de los cubatas sobre la cancha, obligando incluso a parar el partido para limpiarla. Algún descerebrado incluso lanzó hielos tras el 22 a 11 final, impactando uno de ellos en la cabeza de uno de esos chavales que saltan a por las muñequeras de los pelotaris. Si no se les sanciona convenientemente, volverá a suceder…

DATOS

Gorka: 7 remates, 1 saque y un error.

Tolosa: Un fallo.

Agirre: 6 remates, 1 saque y 8 errores (uno de ellos al restar un saque).

Larumbe: 2 tantos, 4 fallos (dos al no devolver saques restables).

1 hora y dos minutos de partido. No se llenó el Labrit.

El festival de la final de “promoción” contó con dos partidos de complemento. En el primero, las pelotas superaron a los pelotaris, que no pudieron ofrecer un buen espectáculo (Jaunarena-Martija 18, Tainta-Iturriaga 10). Todo lo contrario que en el segundo partido, donde Berasaluze y Cecilio deleitaron al público con su juego alegre, valiente e imaginativo. Esos adjetivos por los que muchos amamos este deporte. Todo lo contrario que enseña día tras día Ezkurdia, un delantero dotado de un físico portentoso, pero que defiende poco y se conforma con abusar de su potencia en lugar de buscar el engaño y colocar la pelota en las esquinas de la cancha.

Ezkurdia y Cecilio dominaron con ventajas de 8 a 2, 11 a 6 y 13 a 7, pero Berasaluze e Imaz no abandonaron la pelea, y lograron remontar desde el 14-17 hasta empatar a 17 y colocarse por delante 18 a 17. El segundo descanso de la ETB frenó la tacada, y un error de Imaz, ya agotado, supuso la igualada a 18. Entonces sacó Ezkurdia su derecha a pasear, y ganó el partido con un pelotazo atrás, un carambolón y un gancho a la punta. Pero los aficionados se quedarán seguramente con los 9 remates “de público en pie” de Pablito Berasaluze, además de tres antológicos de Cecilio: un cortadón al choco, un voleón al ancho y una dejada al mismo sitio lanzándose a por la pelota como un jugador de voley. Momentos mágicos ofrecidos por dos artistas que nos hacen disfrutar como lechones rebozándose en el barro.

DATOS

Berasaluze: 9 remates, 7 fallos (dos de ellos a resto de saque).

Imaz: 3 fallos, un remate.

Ezkurdia: 6 remates y 2 saques, 5 fallos (uno de resto de saque).

Cecilio: 3 remates y 3 fallos.

55 minutos duró el partido.

* Pongo “promoción” siempre entre comillas porque no sé si habrá algún campeonato profesional menos promocionado que el de segunda categoría.

El fin de semana empezó con malas noticias para la afición riojana: David Merino perdió su oportunidad de jugar el campeonato manomanista de primera, al perder la previa en la que su empresa le enfrentó a Irribarria. Fue el viernes en Ordizia, donde el de Villar de Torre comenzó ganando 2 a 0 (de gancho y de saque al ancho), pero tras su fallo en el tercer tanto, el zurdo de Arama se hizo cómodamente con la eliminatoria por 22 a 11.

El pequeño de los Merino falló en demasía, jugando al ataque cual delantero habilidoso, pero sin acierto ni la paciencia necesaria para esperar las pelotas propicias para el remate. En cambio Irribarria demostró las enormes cualidades que tiene para el mano a mano: un golpe poderoso con su zurda, y mucha habilidad para terminar los tantos.

Y el domingo hubo festival profesional en El Villar de Arnedo, al que acudieron numerosos aficionados de La Rioja Baja.

Quizá para que el respetable se acercara hasta el recinto tuvo mucho que ver que la entrada costara 15 euros (10 en venta anticipada). Buena idea, aunque para conseguir dichos precios hace falta que la Administración (en este caso la local) se implique…

Al vistoso frontón rojo llevó Asegarce otra previa del manomanista grande, la que enfrentó a Elezkano y Beroiz.

 

Claro triunfo para el primero, en un partido que empezó con doble susto, ya que Beroiz sacudió un pelotazo en la cabeza de Elezkano, y en el tanto siguiente el propio Beroiz se dio un duro cabezazo contra la pared izquierda.

Tras sendos parones para recomponerse en vestuarios, Elezkano salió con un gordo chichón, y Beroiz con tres grapas en la cabeza, pero el partido continuó sin más incidencias, hasta el triunfo final del primero por 22 a 10.

DATOS

55 minutos de pelea

Beroiz: 8 tantos ganados, 4 fallos (uno de resto de saque)

Elezkano: 15 remates, tres fallos.

En el estelar, los riojanos Víctor y Untoria defraudaron a la parroquia riojana al verse cómodamente superados por Bengoetxea VI y Aretxabaleta (22 a 11). Se esperaba más dominio del najerino sobre Andoni Aretxabaleta, pero no fue tal; Tampoco Víctor pudo tutear a Oinatz Bengoetxea.

12 remates y solo dos errores fueron las cifras de un agresivo y acertado Bengoetxea VI, que con violencia y mucha presencia dominó el encuentro a su antojo. Desde el comienzo los colorados tuvieron plácidas ventajas, como demuestran los parciales 5 a 0, 7 a 1, 11 a 3…

 

Víctor estuvo desacertado y acelerado, ganando 6 tantos y perdiendo otros 6. Atrás hubo más igualdad, aunque también esperábamos que el de Nájera, hoy por hoy con más nombre entre los zagueros profesionales, marcara la diferencia.

DATOS

50 minutos de partido

Bengoetxea: 12 remates, 2 fallos.

Aretxabaleta: 1 error.

Víctor: 6 tantos ganados, 6 fallos.

Untoria: 2 fallos, 2 tantos ganados.

Los parones para publicidad que hace la ETB afectan al ritmo competitivo de los partidos. Además, obligan a los pelotaris a ponerse ropa para no quedarse fríos, como en esta foto hace Elezkano. 

|||

A favor En contra

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22Manifestación sindicatos agrarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí