Rioja2

Lunes 30 de Noviembre de 2020Actualizado 17:54

Hipoteca Gobierno La Rioja
El 12 de marzo de 2016

Tiempo de lectura: 03:11
|||

Entre los mejores de la Copa

El Naturhouse La Rioja accede a la fase final de la Copa del Rey tras doblegar 30-26 en el partido de vuelta a un Villa de Aranda combativo y aguerrido hasta el final. Kappelin fue clave con sus paradas. Los franjivinos estuvieron mejor en defensa que en ataque.

Pedro Rodríguez, Naturhouse La Rioja

Rioja2

Lo importante era estar en la final a cuatro de la Copa del Rey que se jugará el fin de semana del 7 y 8 de mayo, aún sin sede. Y el Naturhouse lo consiguió. Después de la eliminación europea este doble enfrentamiento copero ante el Villa de Aranda era clave para recuperar la tranquilidad en Asobal, donde el segundo puesto va por buen camino. Eran 120 minutos que requerían de inteligencia porque se podía acusar el esfuerzo físico y mental vivido en tierras ucranianas. Así fue. El miércoles (26-27) se hizo un gran trabajo que había que confirmar este sábado.

Por ello, desde el arranque, el conjunto franjivino apostó por su intensidad defensiva y dejó hacer a Kappelin para evitar que el Villa de Aranda creyera en remontar a domicilio. Desde el comienzo mandando e incluso con rentas que oscilaban entre los cuatro y cinco goles. La defensa funcionaba, mientras que el ataque, al menos fluía, que ya era un avance. La alternancia de jugadores asumiendo las responsabilidades propiciaba que el conjunto burgalés tuviera que multiplicarse en la pista. El 8-3 después de un gol de Miguel Sánchez dejaba entrever que el Naturhouse iba a completar la faena con nota. 

Sin embargo, con el paso de los minutos se comprobó que este equipo depende, más que nunca, de su defensa, que últimamente le cuesta generar en ataque, dar continuidad a sus acciones en estático. La presencia de Luisfe ayuda en defensa y en ataque, pero no como lo hacía, por ejemplo, Malmagro. El catalán aparecía cuando el juego colectivo estaba bloqueado y ahora ya no hay un jugador de esas características. Langaro, por pegada, podría serlo, pero le faltan horas de vuelo. Se acusó en Europa y, aunque no se nota mucho, en Asobal podría acusarse.

TRANQUILIDAD Y RELAJACIÓN

Volviendo al encuentro, el 12-6 tras gol del mencionado Langaro intuía un duelo de vuelta tranquilo. Pero el Villa de Aranda no fajó en su intento de poner nervioso al conjunto local. Lo hizo. Jota González, con el 13-9, pedía tiempo muerto porque había cosas que no le estaban gustando y los de Jacobo Cuétara se querían agarrar a cualquier resquicio. El 14-10 al descanso era un respiro ganado a pulso.

Como si el técnico pucelano hubiera ordenado jugar con el pivote en la reanudación, Javi García abría camino para estar entre los cuatro mejores de la competición. El 19-13 pintaba bien. Pero un parcial de 2-4 generó dudas. Con el 21-17 (minuto 44) se llegaba a la fase decisiva del encuentro con cosas pendientes. Más aún cuando el bloque burgalés ajustaba el electrónico, 22-19 (minuto 47). Por no hablar de ese inquietante 24-23 a 8 minutos del final

FINAL EMOCIONANTE E INTENSO

Había que reordenar las ideas y no tirar por la borda lo realizado previamente. Cierto que el contrincante venía de abajo a arriba, pero se jugaba en el Palacio. Irrumpió el carácter, ese gen ganador de ese equipo, que aparece cuando peor está la situación. Aginagalde salía a escena para detener un penalti y desbaratar cualquier intento de proeza de los burgaleses. Además, tras esos siete metros, Cacheda ampliaba la ventaja hasta un 26-23 difícil de levantar. Pese a ello, el cuadro que dirige Jacobo Cuétara porfío.

Pero no había tiempo material y encima dos goles consecutivos de Vigo y Cacheda (28-25), tras un robo, sentenciaron el acceso del Naturhouse a la fase final de la Copa del Rey. Hubo lugar para engordar el marcador y concluir el duelo con 30 a 26. Lo dicho, lo importante era el resultado,es decir, estar en la pelea por un título. Ahora toca centrarse en la competición doméstica, en esa liga regular en la que los franjivinos van por la buena senda para ser el mejor de los mortales.

FICHA TÉCNICA

Naturhouse La Rioja: Kappelin (p), Luisfe (3), Miguel Sánchez (1), Vigo (3), Garabaya, Molina (3), Pedro Rodríguez (4) y Ángel Fernández (6), siete inicial, Aguinagalde (p), Albert Rocas (4, 2p), Val, Langaro (1), Javi García (3), Cacheda (2) y Garcíandia.

Villa de Aranda: Da Rosa (p), Muñoz (4, 2p), Canyigueral (5), Peciña (2), Cakic, Nantes (5) y Moreira (1), siete inicial, Moyano (4), Revin, Ramos (1) y Sánchez (4).

Parciales: 2-0, 4-1, 9-3, 10-5, 13-8, 14-10 (descanso), 18-13, 20-16, 21-17, 23-20, 26-24 y 30-26 (final).

Árbitros: Antonio Merino y Francisco Javier Moyano. Fueron excluidos los locales Garabaya (2), Val, Pedro Rodríguez y Luisfe; y a los visitantes Peciña (2), Cakic y Revin.

Incidencias: Unos dos mil espectadores en el Palacio de los Deportes en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Semana de la Ciencia online URCSIF FormaciónMercedes
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí