Rioja2

Martes 26 de Enero de 2021Actualizado 20:27

El 9 de marzo de 2016

Tiempo de lectura: 03:26
|||

Ligera ventaja para el Naturhouse

El cuadro franjivino gana 26-27 al Villa de Aranda en el primer partido de los cuartos de final. 

BM Villa de Aranda-Naturhouse La Rioja

Rioja2

La resaca europea podía pesar, pero este Naturhouse está hecho de otra pasta. Sabe cambiar el chip en el momento idóneo para comenzar con brío en una pista en la que tradicionalmente le cuesta, para saber no desencajarse cuando vio que el Villa de Aranda le daba la vuelta al marcador (21-18) y para regresar a Logroño con un resultado positivo (26-27) de cara al duelo que este sábado decidirá quién pasará a la final a cuatro de la Copa del Rey.

El Naturhouse salió muy metido a la pista -quizá favorecido por el apoyo riojano en el Príncipe de Astruias-. Era la mejor manera de olvidar lo ocurrido hace unos días en tierras ucranianas. El objetivo era claro: defender. Y el conjunto franjivino, inspirado en esa faceta, intimidó a su oponente con un 0-4 en 7 minutos. Ni el tiempo muerto pedido por Jacobo Cuétara surtió efecto pasados los 4 minutos (0-2). Molina, con tres goles, se erigía en protagonista por los riojanos, mientras que Aginagalde mantenía a los suyos sin encajar que incluso detenía un penalti a Muñoz.

La diferencia, interesante, había que conservarla. Pero Villa de Aranda encontró el antídoto para ire recuperando el pulso al encuentro. Con 3-6 salió a escena Da Rosa, portero que provocó que durante la primera mitad el Naturhouse no hubiera logrado una renta difícil de recortar.  Sin embargo, la actuación del meta en apenas 15 minutos fue clave para los suyos con 5 paradas y sólo 5 goles recibidos. Parecía una batalla bajo los palos puesto que el capitán franjivino superó el 50 por ciento de acierto durante bastantes minutos, aunque luego redujo su porcentaje.

DA ROSA FRENA AL NATURHOUSE

El caso es que el Villa de Aranda fue ajustando el electrónico hasta colocarse a uno, 8-9 (minuto 26) después de un parcial de 3-0. Jota González usó la cartulina verde, pero la jugada prevista no fue buena ya que hubo pérdida de balón. Por suerte, los burgaleses no empataron y Rocas, desde los 7 metros -jugó la primera mitad íntegra-, devolvía la tranquilidad. Finalmente, al descanso se llegaba con un 9-11 tras otra parada de Da Rosa.

El segundo tiempo comenzaba con intercambio de golpes y con una exclusión de Molina -a Cacheda no le dio tiempo al cambio de portero- que provocó la voltereta en el electrónico: 13-12 (min. 33). El Villa de Aranda anotaba en cada acción ofensiva y el Naturhouse no sabía contestar de igual modo. 

Además, otra inferioridad mermaba a los visitantes: 16-14 (min. 36). El duelo había virado y ahora las prisas, por así decirlo, habían pasado de mano. El cuadro riojano no estaba tan lúcido en sus acciones ofensivas y por ahí iba perdiendo opciones. Aun así, tras un gol de Miguel Sánchez la igualdad, efímera, regresó al Príncipe de Asturias: 18-18 (min. 42).

VOLTERETAS EN EL MARCADOR

Sin embargo, una nueva adversidad, a modo de exclusión de Garabaya, sirvió para que el Villa de Aranda diera el impulso hacia luna hipotética victoria parcial: 21-18 (min. 44). Un tiempo muerto de Jota González y dos minutos, los primeros de los locales, de Moreira sirvieron de punto de inflexión para que el Naturhouse arreglara la situación con un parcial de 0-4 para recuperar el poder: 21-22 (min. 48).

Se entraba a la recta final con ventaja mínima de los franjivinos. Momento de templar los nervios y de ser inteligentes. El conjunto burgalés debía exponer más, pero no podía ir desbocado, así que el Naturhouse tenía que controlar la situación y jugar con el tiempo. Una superioridad local, segunda exclusión de Molina, no fue aprovechada (23-24), mientras que tampoco lo fue una visitante tras dos minutos a Revin (25-26).

Javi García parecía dar el golpe definitivo a 72 segundos de la conclusión: 25-27. Muñoz, desde los 7 metros, apretaba el resultado a 42 segundos: 26-27. Vigo buscó la forma de regresar a Logroño con una renta mejor, pero Da Rosa lo evitó. Apenas restaban unos segundos y Villa de Aranda ni siquiera pudo lanzar. Un 26-27 que deja la eliminatoria a expensas de lo que suceda el sábado en el Palacio. Todo apunta a que la defensa y una mejor toma de decisiones en ataque serán claves para estar presentes en la final a cuatro.

FICHA TÉCNICA

Villa de Aranda: Santana (p), Marc (3), Peciña (2), Part (1), Moyano, Muñoz (7, 3p) y Sánchez (3), siete inicial, Da Rosa (p, (1)), Moreira (1), Revin, Cakic, Nantes (7), Ramos (1) y Martín.

Naturhouse La Rioja: Aginagalde (p), Rocas (3, 2p), Cacheda (1), Luisfe (2), Vigo (3), Molina (5) y Ángel Fernández (2), siete inicial, Kappelin (p), Pedro Rodríguez (2), Miguel Sánchez (1), Val, Garabaya, Javi García (5), Langaro (2) y Garciandia (1).

Parciales: 0-2, 1-5, 3-7, 4-7, 6-9, 9-11 (descanso); 14-14, 17-16, 21-18, 21-22, 24-26 y 26-27 (final).

Árbitros: Alberto Hermoso del Amo y David Monjo Ortega. Excluyeron a los locales Moreira (min. 45) y Revin (min. 45); y a los visitantes Ángel Fernández (mins. 8 y 36), Molina (mins. 31 y 52) y Garabaya (min. 43).

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí