Jueves 20 de Enero de 2022Actualizado 14:11

El 19 de febrero de 2016

Tiempo de lectura: 03:03
|||

Las buenas sensaciones requieren la victoria

La UDL se mide al Celta B el domingo en Las Gaunas con la intención de romper su racha negativa de dos derrotas seguidas. Se intuyen cambios en el once blanquirrojo con la vuelta de Titi y Jacobo. El cuadro vigués, en puestos de descenso, no sabe lo que es ganar esta temporada como visitante.

Entrenamiento UDL

Rioja2

El fútbol es cuando menos curioso. Allá por el mes de noviembre se criticaba a la Unión Deportiva Logroñés que no tuviera la lucidez exhibida durante el primer mes de competición, pero los resultados, con algún que otro tropiezo, salían. En casa, es cierto que había más dudas y que el Sporting B sumara un punto o que el Somozas se llevara el triunfo de Las Gaunas levantó las alarmas. Pero gracias a la buena inercia comenzada a domicilio tras la derrota en Merkatondoa no se habían dado dos derrotas seguidas. De hecho, con Carlos Pouso nunca se habían producido. Hasta estas dos últimas jornadas, en las que el equipo, de diferente manera, ha encadenado dos partidos sin sumar.

Sin embargo, las sensaciones son diferentes. En Astorga se mantuvo el tipo durante media hora, hasta que Bandera marcó el empate tras una falta lateral. Y el domingo pasado, más o menos igual, hasta que Pau Franch hizo las tablas en el minuto 87. Es decir que el juego del equipo, en general, no es tan intermitente que hace unos meses. Además, la espectacular racha de 11 jornadas sin perder también daba esa cierta tranquilidad al aficionado. Pero ahora llega el Celta B, un equipo en puestos de descenso que todavía no ha ganado –sólo ha sumado dos empates lejos de Barreiro, Valladolid B y Cultural Leonesa- esta temporada a domicilio y que es el segundo que más goles encaja del grupo I de Segunda B.

La obligación parece que pasa por ganar. Sobre todo porque el Racing de Ferrol ha vuelto a poner 7 puntos de distancia y porque la Cultural Leonesa, quinta en la tabla, queda a 4 puntos. Poco margen de error. Pero claro enfrente hay un rival que intentará por todos los medios, con ayudas o sin ayudas arbitrales –Pouso es partidario de no entrar en debates con este tema-, quebrar su dinámica y estar más cerca de la permanencia y seguro, por descontado, que buscará la manera de jugar con la posible ansiedad de los blanquirrojos. En este sentido, el técnico vasco, como acostumbra, indica que “hay que tener el máximo cuidado y el máximo respeto al rival, siempre”. 

SIN EXCUSAS ARBITRALES

Lo que sí prefiere es olvidar lo sucedido hace unos días. “Fue un disgusto. Tampoco hay que darle más vueltas. Al final, no son sensaciones ni juego, se trata de meter más goles que el rival y en ese aspecto hemos sido deficitarios”. Y tampoco quiere poner excusas arbitrales: “Nuestro discurso tiene que ir por otro lado: 38 kilómetros, con pruebas muy duras, con trampas, con agua, con barro, y hay que superarlas si queremos estar donde”. Es más, hasta le pone un poco de humor: “No hay que en pensar cosas raras, complots e historias…no me lo creo. Es que dejaría el fútbol y este maravilloso deporte yo creo que me necesita”. 

Respecto al Celta B, Pouso comenta que “es un club que tira mucho de cantera. Los filiales son cíclicos. Es un equipo que tiene una clara apuesta, que ha cambiado de entrenador recientemente –Alejandro Menéndez por Javier Torres Gómez- porque considerarían que no estaban en los parámetros que ellos creían”. Es decir, en la línea de lo que opina sobre los segundos equipos.

En cuanto a cómo se encuentra la plantilla riojana, el preparador blanquirrojo tiene a su disposición a todos los jugadores, aunque Adrián Cruz, “está clínicamente curado, pero es cuestión de ritmo”, ya que lleva parado desde noviembre, será uno de los descartes. Regresarán Titi, tras dos semanas fuera de lista, y Jacobo, tras su sanción. Pouso admite que está contento con su vuelta “porque son dos jugadores que pueden aportar cosas”. El asturiano podría a ser un puñal por el extremos diestro, dejando el izquierdo a Íker Alegre y que sea Luis Morán el que repite por dentro como ‘9’. En la medular, Adrián León, Chevi y Muneta parecen casi fijos, por lo que Pere Milla podría ser el sacrificado en esta ocasión. O no. En cuanto a la retaguardia, habrá que ver si Pouso recompone la zaga habitual: Miguel Santos, Jacobo, Borja y Paredes, o compone una nueva formada por Barreda, Jacobo (o Santelices), Borja y Paredes. 

|||

A favor 4 En contra 0

1 comentarios

#1
Que sí joder que vamos a ascender 19/02/2016 21:39h

Vamos a ganar y dar un puñetazo en la mesa con nuestra candidatura al ascenso a SEGUNDA DIVISIÓN. ¡Este año SÍ!

A favor 3 En contra 0 Denunciar
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí