Rioja2

Lunes 6 de Abril de 2020Actualizado 20:23

GLB Webads 2019
Coronavirus C7 cabecera
El 20 de enero de 2016

Tiempo de lectura: 03:47
|||

“El espectador va a descubrir que los refugiados podríamos ser nosotros.”

El documental 'District Zero' recoge la vida de los refugiados sirios a través de la memoria de sus móviles.

Jorge Mayoral District Zero

Asayensa Producciones

El documentalista riojano Jorge Fernandez Mayoral es uno de los tres autores, junto con Pablo Iraburu y Pablo Tosco, de 'District Zero', un documental sobre los refugiados sirios de Zaatari que se proyecta este miércoles 20 de enero a las 20:15 en la filmoteca Rafael Azcona.   

¿Cómo nace el documental `District Zero´? 

'Distrito Zero' es un proyecto que nace desde el seno de la Comisión Europea de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO), gestionado por Intermon Oxfam, en el que convocan un concurso con una premisa: En el mundo hay 60 millones de refugiados en el mundo. presentadnos un proyecto que los haga visibles. La productora navarra Arena Comunicación se presentó al concurso y lo ganamos. 

El punto de partida, la memoria e identidad de los refugiados a través la memoria de sus teléfonos móviles, es , cuanto menos, original. 

Al principio se planteaban proyectos muy globales, que abarcasen varios campos de refugiados. Pero nos dimos cuenta de que teníamos que contar una historia pequeña. Así que nos focalizamos en un pequeño espacio y lo que suceda allí, que sea extrapolable a los 60 millones de refugiados. Cuando le dábamos vueltas al concepto de hacer visibles a los refugiados, siempre salía la palabra identidad. Al hablar de identidad, ahí surgió la idea del teléfono móvil, porque de una manera u otra todos nosotros volcamos en él nuestras fotos, experiencias…y ahí está nuestra identidad. Digamos que con el móvil y el contenido que puede haber en esos teléfonos es dónde nace la historia y el siguiente paso fue hallar el modo de articular la historia. Leyendo sobre Zaatari supimos de la existencia de pequeñas tiendas de móviles y ahí tomamos la decisión de realizar el documental en una de ellas.

¿Y es aquí donde encontrais a Maamun Al Wadi, vuestro protagonista?  

Ismael, nuestro fixer palestino, fue quien le encontró. De los 21 días que estuvimos en Jordania, por trámites administrativos, sólo pudimos grabar 14. Con tan poco tiempo, el trabajo de Ismael fue fundamental porque previamente él localiza a Maamun, le explica nuestro proyecto y consigue implicarle para que quiera contar su historia a través de su trabajo y de los móviles que vende y arregla. Maamun y sus compañeros llevan 4 años viviendo en Zaatari y su día a día es igual y no saben cuánto tiempo van a tener que quedarse. No tienen coche, no pueden salir, al no ser jordanos no pueden trabajar legalmente, y sin embargo, su vida continúa, tienen hijos... Más que una cárcel, Zaatari es un limbo. Hay que recordar que los refugiados de Zaatari son sirios que tuvieron que abandonar sus hogares de la noche a la mañana debido a los bombardeos. Si tuvieras que salir corriendo porque tu casa ha sido bombardeada, tu familia asesinada, al huir , ¿qué cogerías? Todos cogeríamos el móvil y el cargador sin duda alguna. La mayoría de los refugiados sirios dejó todo atrás salvo el móvil, una tetera y una manta.

¿Qué va a descubrir el espectador en 'District Zero´ que no haya visto en otros reportajes sobre campos de refugiados como que el que realizó el programa 'Salvados'?

El tiempo. "Lo que vais a ver ahora, está sucediendo hoy, sucedió ayer y sucederá mañana". Respecto a un `Salvados´, transmitimos la sensación de limbo y abstracción, de ahí el nombre 'Distric Zero'. Lo que hemos intentado es rebajar el caudal informativo, porque todos estamos saturados y los sucesos dejan de ser portada por repetición. Nosotros pretendemos salir de los hechos, dejar de lado las entrevistas y los testimonios para sumergimos en Zaatari de la mano de Maamun. Que el espectador sienta el tiempo, la rutina y la desidia que supone vivir en un lugar como Zaatari. No entramos en el drama sino que intentamos darle más valor a lo cotidiano. El documental arranca con dos niños refugiados conversando acerca del Facebook, lo que rompe todos los prejuicios del espectador. Uno piensa que que lo normal en estos sitios es que se esté hablando siempre de política, pero al final lo mundano impera. Ahí es donde encuentras el lado humano. 

 ¿Qué encontraste en Zaatari que no esperabas ver? 

Lo que te sorprende es que son como nosotros. Puedes tener la idea de que la gente que vive en Zaatari son unos árabes que viven en el desierto en jaimas, pero cuando hablas con ellos descubres que uno es profesor de inglés, otro diseñador gráfico... encuentras a gente con un nivel cultural alto. Por ejemplo, el director de fotografía del documental, Pablo Tosco, es argentino de Córdoba y muchos refugiados sabían distinguir perfectamente entre la Córdoba española y la argentina. El sentirte identificado con ellos es lo que hace que sus historias te lleguen más a las tripas. La sensación de que somos nosotros. Yo no podía quitarme de la cabeza la idea de que somos nosotros los que vivimos en Zaatari. Me sorprenden algunos comentarios de la gente cuando ven que los refugiados tienen móviles: "Si tienen móviles, ¿no serán tan pobres, no?”. Sin duda he aprendido que hay más cosas que nos unen al mundo árabe que las que nos separan. 

|||

A favor 6 En contra 0

0 comentarios
Coronavirus cuadrado 5
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí