Lunes 2 de Agosto de 2021Actualizado 18:09

El 13 de enero de 2016

Tiempo de lectura: 01:52
|||

Las mujeres homosexuales siguen ocultando más su condición

El primer estudio sobre homosexualidad femenina de La Rioja desvela que tiene menos visibilidad que la masculina y que las que lo hacen público se sienten liberadas. 

Pareja de la mano

Redacción

Un estudio del grupo Igualdad y Género, de la Universidad de La Rioja, ha incidido en que las mujeres lesbianas que "han sido capaces" de salir del armario "se sienten liberadas".

El estudio, desarrollado a través de la entrevista personal a dieciséis mujeres homosexuales, se ha plasmado en el libro 'Chicas que entienden. In-visibilidad lesbiana' que mañana, a las 19:30 horas, en el Espacio Santos Ochoa.

Se trata del primer estudio sobre la homosexualidad femenina en La Rioja, tal y como han dado a conocer las investigadoras Maria Ángeles Goicochea, Olaya Fernández, María José Clavo y Remedios Álvarez.

El estudio traduce cómo la homosexualidad femenina tiene menos visibilidad que la masculina porque no choca ver a dos chicas de la mano por la calle, pero eso, ha dicho Fernández, no significa que no haya "sufrimiento" detrás.

En este sentido, el equipo de investigadoras ha querido destacar que las mujeres que han decidido hacerlo público, de las entrevistadas, se han sentido más libres y felices. Además, ninguna ha sido expulsada de su familia, por muy conservadora que fuera.

Entre otras conclusiones, el estudio ha extraído que que hay pocas diferencias entre zonas rurales y urbanas, en lo que atañe a la visibilidad lesbiana.

Es frecuente hablar primero del tema con amigos, y luego comunicarlo a la familia. En el entorno familiar, es común hablar con los hermanos y hermanas más próximos en edad, y apoyarse en ellos para plantearlo al resto de la familia, incluidos los progenitores.

En el entorno escolar, la homosexualidad femenina no se menciona durante las etapas de Educación Infantil y Primaria (de 3 a 12 años). Entre los 12 y 16 años, etapa de inicio a la sexualidad, tampoco se trabajan suficientemente estas cuestiones en la escuela.

Las autoras no tienen constancia de casos de lesbofobia en centros escolares, aunque esto puede deberse a la invisibilidad de las mujeres lesbianas.

En cambio, en entornos laborales han detectado casos de conductas homófobas y lesbófobas, y el hecho de que varias de las entrevistadas afirman ocultan su orientación sexual en su contexto profesional.

En La Rioja no hay lugares de encuentro para lesbianas (bares, asociaciones) y eso dificulta su visibilidad y su desarrollo afectivo. Las mujeres que se identifican abiertamente como lesbianas sirven de referente para muchas otras, las empoderan y promueven la normalización de la homosexualidad femenina.

Por todo ello, las autoras encuentran necesario promover la sensibilización y formación del profesorado, asociaciones de padres y madres, y comunidad educativa en general, sobre la diversidad afectiva y sexual; así como desarrollar perspectivas críticas con respecto a la imagen de la homosexualidad femenina que se ofrece a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

|||

A favor 3 En contra 0

1 comentarios

#1
Ave AVE los que van a viajar te saludan 13/01/2016 12:26h

Oiga, que yo no voy con una pancarta por la calle declarando mi heterosexualidad. Porque lo tienen que ir pregonando otros.

A favor 1 En contra 3 Denunciar
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí