Domingo 17 de Octubre de 2021Actualizado 19:07

El 18 de diciembre de 2015

Tiempo de lectura: 02:42
|||

El Escultor Daniel recibe la Medalla de Oro de Logroño

Con este galardón al escultor riojano fallecido en 1969, se quiere reconocer su contribución a la difusión exterior del arte riojano. 

Europa Press

Logroño ha concedido la Medalla de Oro de la ciudad al escultor Daniel González Ruiz, una de las principales figuras de la escultura internacional del principios del siglo XX, fallecido en el año 1969. Una distinción que se entregará a sus familiares "a lo largo del año 2016", como ha avanzado este jueves la alcaldesa Cuca Gamarra.

El Escultor Daniel es recordado en la ciudad de Logroño a través del instituto que lleva su nombre, una calle también a él dedicada y el honor de ostentar la Medalla de Oro de La Rioja, que le fue concedida en 1990 a título póstumo, además de contar con obras suyas en varios espacios y edificios de la capital riojana.

"Pero Logroño tenía una deuda con el que fue uno de nuestros vecinos más ilustres, con sus familiares; y hoy cubrimos esa deuda con el anuncio de que le será concedida la Medalla de Oro de la ciudad", ha afirmado Gamarra, quien ha apuntado que la concesión de este galardón "supone el reconocimiento de todos los logroñeses a una gran figura de la escultura".

En concreto, como se especifica en el acuerdo de concesión de esta distinción, se valora "su contribución a la difusión exterior del arte riojano a través de su participación en proyectos internacionales, en especial en sus colaboraciones con Pablo Picasso".

La hija del Escultor Daniel, Berta González, emocionada hasta el punto de faltarle las palabras en algún momento, ha recordado la figura de su padre, desde que estudiaba en Vitoria para ser, como querían sus padres, arquitecto, "y se escapaba a las obras de la nueva catedral para ver a los escultores y otros artistas".

Un día, ha relatado, se decidió a hacer unos capiteles de barro, que vieron los arquitectos del edificio. Ese fue el punto de partida para que un joven Daniel partiera hacia París, donde, tras un comienzo difícil, "comiendo durante meses de lo que le traía un compañero que había encontrado trabajo en un restaurante", se dio a conocer como aprendiz de un pintor, y luego, ya con taller propio en Montmartre.

Trabó amistad con Picasso, sobre todo, y con otros artistas españoles con los que se reunía en el café 'Le lapin agil', hasta que un día, el pintor malagueño le echó en falta, para descubrir que llevaba días enfermo. "Le dio gripe española, que derivó en encefalitis, y, al final, en parkinson. Eso truncó su carrera muy joven", ha apuntado su hija.

Berta González se ha mostrado "muy agradecida" y "muy orgullosa" por la concesión de la Medalla a su padre, y ha aprovechado la ocasión para recordar a su madre, Ernestina, "porque, en este caso, se cumple a rajatabla eso de que tras un gran hombre hay una gran mujer".

"Ella, que además fue una gran docente, no quiso vender ninguna obra de mi padre, a pesar de que no nos sobraba el dinero, solo que fuera a instituciones y museos. Solo lamento que ahora no esté para ver este reconocimiento a mi padre", ha dicho, muy emocionada. "Estoy orgullosa de ser española, riojana, logroñesa y de ser hija de Daniel y Ernestina", ha sentenciado.

Daniel González Ruiz nació en Cervera del Río Alhama en 1893, aunque pasó los últimos años de su vida en Logroño y aquí murió en 1969, tras una larga enfermedad que truncó muy temprano su prometedora carrera. Fue autor de numerosas obras, algunas de las cuales permanecen en la ciudad como los bustos de Gonzalo de Berceo y del Marqués de la Ensenada que están instalados en los jardines del Palacio de Gobierno de La Rioja.

 

|||

A favor En contra

0 comentarios
CSIF oct 21
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí