Rioja2

Viernes 13 de Diciembre de 2019Actualizado 21:56

Mercedes Clase B
Salud Responde estrecho
El 9 de diciembre de 2015

Tiempo de lectura: 09:09
|||

Hermosilla: "Muchos partidos han hecho suyas nuestras propuestas"

La candidata de UPyD al Congreso por La Rioja analiza para Rioja2 el panorama político y las propuestas con las que se presenta su partido a esta cita electoral. 

María José Hermosilla UPyD

Redacción

María José Hermosilla es una de esas personas que tienen claro que, para cambiar las cosas, hay que dar al paso al frente. Tiene 54 años y lleva 24 trabajando en el Servicio Riojano de Salud. Es la candidata de UPyD al Congreso por La Rioja pero asegura que ella es sólo una "imagen" porque detrás de sus palabras y sus ideas hay muchas personas, afiliados y simpatizantes, que con su trabajo, su apoyo y su colaboración, hacen posible que el partido siga adelante. 

¿Qué aporta UPyD que no aportan otros partidos? ¿Por qué es necesario
UPyD?

UPYD aporta integridad, coherencia y compromiso. Somos un partido de ideas, no de ideologías, nuestro programa es continuo, no elaboramos un programa única y exclusivamente de cara a las elecciones. Es más, muchas fuerzas políticas han hecho suyas nuestras propuestas (el contrato único, las puertas giratorias, la supresión del Senado…) y nos alegramos porque eso nos demuestra que estamos en el buen camino, y que mientras nosotros pensamos y trabajamos, ellos se dedican a copiarnos. Y digo trabajamos porque UPYD ha sido el único partido que se ha comprometido a no tener en sus listas ningún imputado y que no ha facilitado la gobernabilidad de partidos o candidatos corruptos y hemos denunciado la corrupción de forma activa (caso Bankia, Rato, Blesa, Pujol), conscientes de la factura que íbamos a pagar, dañar la imagen de muchos poderes fácticos nos ha supuesto la condena a ignorarnos en el mundo de la política visible, de los medios, de la propaganda electoral.

Todos los partidos contribuyen a hacer posible uno de los valores superiores del ordenamiento jurídico, el pluralismo político, esa es la esencia de los partidos. PP y PSOE ya han demostrado que sus ideologías no han servido para mejorar España. El bipartidismo se ha quedado obsoleto, y no es una formula garante de la gobernabilidad eficaz y eficiente. En cuanto a los nuevos partidos, Podemos propugna una ideología populista, mesiánica que ya ha demostrado en donde se ha implantado que lejos de funcionar conduce al hundimiento del país, en cuanto a Ciudadanos, quieren ocupar el sillón a toda costa, recogiendo en sus filas al mejor postor, con independencia de su condición, intención y finalidad, es un partido oportunista, producto del marketing. 

UPYD es necesario porque somos la voz de la conciencia, porque pensamos en los ciudadanos, y trabajamos por ellos y para ellos. Es necesario porque allí donde hemos tenido representación no hemos pactado con corruptos ni hemos firmado nada que no fuese trasparente ni adecuado a los intereses generales. UPYD es un partido que se financia con las cuotas de los afiliados y donaciones de particulares, por lo tanto no estamos mediatizados por los intereses de patrocinadores versus inversores, no estamos condicionados económicamente, por eso podemos hacer una política de compromiso con la sociedad en general y con los ciudadanos en particular, una política a pie de calle sin prebendas ni otras prerrogativas. 

¿Qué supone para La Rioja votar a UPyD? Su formación apuesta por la
igualdad entre territorios, ¿en qué lugar se encuentra el nuestro?

Votar a UPYD en la Rioja supone votar a una formación que va a defender sus derechos por encima de otros intereses, que no va a permitir hipotecar a la sociedad en obras o servicios faraónicos y megapropagandísticos (aeropuerto de Agoncilo etc.), que se compromete a eliminar el despilfarro, a eliminar cargos públicos e instituciones innecesarias, duplicidades de competencias, aforamientos, a instaurar una administración eficaz y eficiente, en manos de funcionarios profesionales, a hacer cierto que la misma sirve con objetividad los intereses generales, a un acceso a la función pública de acuerdo con los principios de mérito, capacidad y publicidad. A terminar con la practica general, (contraria a la ley) de adjudicación de contratos por procedimiento negociado. Apostamos por la transparencia en las actuaciones y en las cuentas públicas, empleos dignos, eliminando la precariedad del mismo mediante el Contrato único, la devolución de los derechos sociales perdidos por la aplicación por encima de todo del reformado artículo 135 de la Constitución, una sanidad, educación y justicia sin discriminaciones territoriales … En definitiva, votar a UPYD supone garantizar a la Rioja y a los Riojanos una gobernabilidad con la diligencia de un padre de familia.

Propugnamos la no discriminación por razón de territorio, la eliminación de prerrogativas forales, copagos, derechos históricos etc… La Rioja es una comunidad limítrofe con País Vasco y Navarra, dos comunidades con prerrogativas de todos conocidas, es un hecho evidente  la huida de empresas riojanas a dichos territorios, o la pérdida de instalación de nuevas empresas en nuestra comunidad por motivos económicos (mayores subvenciones, mayor desgravación fiscal …). También perdemos potencial en RRHH, MIRES formados en La Rioja, a modo de ejemplo, se incorporan a la vida laboral en éstas comunidades porque les ofrecen mejores condiciones de trabajo (retribuciones complementarias mayores), pero es más muchos ciudadanos riojanos eligen su residencia en estos territorios porque tienen mejor cartera de servicios sanitarios que en La Rioja, o porque las subvenciones en vivienda, educación (becas) están muy por encima de las que nosotros podemos facilitar.

Se habló en su día de valorar propuestas de fusión entre comunidades autónomas, ¿afectaría esto a La Rioja?

En nuestro programa no figura la valoración de propuestas de fusión de Comunidades Autónoma, en su momento fue una idea que manifestó y defendido, pese al criterio del conjunto del partido, un exafiliado que ahora es portavoz de un grupo diferente en el Ayuntamiento de Logroño.

En nuestro programa figura la propuesta de supresión de Diputaciones provinciales y forales, dado que son un foco de "clientelismo y corrupción". Las Diputaciones, además de anacrónicas, son redundantes y superfluas, ya que muchas de sus funciones corresponden a las Comunidades Autónomas o a los Ayuntamientos. Además, salvo en las tres diputaciones forales vascas, los ciudadanos no elegimos a los diputados provinciales. Mantener las Diputaciones cuesta 6.000 millones de euros al año, dinero que podría destinarse a servicios públicos esenciales o a bajar los impuestos, a modo de ejemplo.

Por lo que si apostamos es por hacer efectiva la autonomía local en cuanto a competencias y los principios de subsidiariada y cercanía al ciudadano en relación con la prestación de servicios. Es evidente que la  “desapoderaciòn competencial “ de nuestros municipios los condenará a ser  meras oficinas administrativas bajo la tutela del consejero de turno, con una dependencia jerárquica y económica brutal que les va a condenar a ser subordinados a otras administraciones.

También apostáis por transferir competencias al Estado, ¿Cuáles y por qué?

Somos partidarios de la devolución de las competencias en educación, sanidad y justicia al Estado como garantía de asegurar la igualdad de todos los españoles en el territorio Español. Raya en lo absurdo que un ciudadano de la UE les sea más fácil y accesible que a un murciano ser atendido en la sanidad de La Rioja, a modo de ejemplo. No es de recibo que las tasas universitarias sean diferentes en cada Comunidad, o que muchos estudiantes tengan que descartar realizar sus estudios en ciertas universidades por discriminación lingüística. Es ridículo que tengamos 17 modelos educativos dispares con las consecuencias puestas de manifiesto en el informe PISA.

Por otra parte la justicia  es un  servicio  público  básico  para  la  sociedad. Los  miembros  del TC y el órgano de gobierno de los jueces (CGPJ) deben ser nombrados por y  de entre jueces y fiscales para asegurar la total y absoluta independencia de este poder, el Estado debe de asegurar el verdadero acceso a la justicia derogando las Tasas Judiciales que siguen vigentes para las organizaciones sin ánimo de lucro, y cualquier otra traba que impida u obstaculice su acceso.
La devolución de competencias no significa una recentralización. De hecho, el modelo de UPyD es el federal, un sistema que siempre es descentralizado. En manos de las CCAA quedarían otras competencias importantes y la gestión de muchas de las que retornaran a la Administración Central. De esta forma se combinarían los objetivos de lograr la máxima eficacia y garantizar la igualdad de los ciudadanos, vivan en la parte de España en la que vivan.

Esta medida supone asegurar la igualdad de oportunidades y el ahorro, aprovechando economías de escala.

La regeneración democrática es otra de vuestras banderas, ¿con qué
medidas concretas?

Es evidente que nuestra democracia ha degenerado, alejando a las instituciones, y especialmente a los viejos partidos políticos, de los ciudadanos y de sus problemas. Urge devolver la política a los ciudadanos, sus legítimos dueños, y restaurar la confianza en el buen funcionamiento del Estado. Porque la regeneración democrática no es sino que las instituciones políticas funcionen y cumplan su obligación constitucional.

Para conseguirlo encontramos imprescindible adoptar las siguiente medidas concretas: leyes eficaces contra la corrupción, reforma de la Constitución, garantizar la independencia y autoridad sancionadora de los organismos reguladores y de control público, una Ley Electoral justa y proporcional, una auténtica Justicia independiente y una Ley de Transparencia exigente.

Consideramos que todas estas medidas son imprescindibles para regenerar la democracia y restaurar la confianza ciudadana. Porque sin ellas no será posible superar con equidad la crisis económica, impulsar políticas activas de empleo y de creación de empresas, invertir lo necesario en educación e investigación, mantener y mejorar la sanidad pública y las pensiones, resolver el problema de los desahucios o la carencia de una política energética racional (...)

Hay que devolver al verdadero poder constituyente “el pueblo español” la confianza en la democracia y en el buen hacer de los políticos como sus legítimos representantes, porque quien pretenda gobernar debe servir, en cuanto a sus dos acepciones: 1.- Estar capacitado y 2.- Obrar con entrega y lealtad al servicio de los ciudadanos.

¿Os sentís excluidos de los debates electorales?
Evidentemente es un hecho claro, pero es curioso que los mismos detractores del bipartidismo se presten a entrar en su juego, a colaborar con sus mismas fórmulas clasistas. Estamos ante una nueva era de injusticia democrática y de discriminación “el cuatripartidismo”. Nosotros somos un partido joven, pero llama la atención la exclusión de la vida política electoral de partidos minoritarios de larga trascendencia temporal que incluso fueron partícipes del proceso constituyente. Se está vendiendo a los españoles que no existen más que cuatro candidatos posibles al gobierno de España y esto no deja de ser un atentado contra la democracia, un engaño y una falta de respeto a los electores y  una manipulación en la intención de voto de los ciudadanos. Que estos partidos “nuevos” se presten a esta estrategia electoralista, dice muy poco a favor de ellos, y a la vez mucho en su contra, no tienen ninguna intención de regeneración democrática, todo lo contrario su meta es “pilar sillón” a cualquier precio.

Por eso en aras de la igualdad de oportunidades y de la trasparencia política nosotros abogamos por una reforma de la Ley Electoral justa y proporcional que favorezca la  auténtica representación del pluralismo político existente, permitiendo la participación política real de todos los ciudadanos.

Uno de los principios básicos de nuestro sistema político es la soberanía popular que regula el artículo 1.2 de nuestro Texto constitucional: "La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan todos los poderes del Estado", la actual Ley electoral y la actuación de los medios de comunicación (respetamos profundamente a los profesionales de pie) supone un  taque directo al régimen democrático en la igualdad de oportunidades, tanto de los candidatos como del valor del voto de los ciudadanos.

Este comportamiento de los medios y lo que es más grave la connivencia por parte de ciertos candidatos supone un «desprecio» a la democracia y al pluralismo. Es curioso que Podemos y Ciudadanos, apelan en sus discursos de campaña a la pluralidad pero «a la hora de la verdad» no están dispuestos a abrir la discusión a otros partidos. Los mismos que hace tiempo apelaban a la austeridad y denunciaban el despilfarro en las campañas electorales de otros partidos,  ahora se apuntan a las mismas técnicas y estrategias que tanto han denostado.

Una de vuestras máximas es situar al ciudadano en el centro de la
política, ¿cómo se consigue?

Creo que queda claro con todos mis argumentos anteriores. Una sociedad en la que la garantía de los derechos de los ciudadanos no este asegurada ni la separación de poderes establecida no tiene constitución, una sociedad que no haga efectiva la soberanía nacional del pueblo no es una sociedad democrática.

 

 

|||

A favor 2 En contra 9

1 comentarios

#1
allanabarrancos10/12/2015 11:54h

Nos han dado el cambiazo, desde altas instancias, de estos por los de Cs. Por algo será. A lo mejor será por ?a cuantos banqueros han sentado en el banquillo los de Cs?

A favor En contra Denunciar
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí