Lunes 25 de Octubre de 2021Actualizado 15:23

El 22 de octubre de 2015

Tiempo de lectura: 04:14
|||

Desmantelado un laboratorio en Murillo donde se manipulaba cocaína

La Policía Nacional ha detendio a 13 personas, 11 de ellas son de origen colombiano, vinculadas a actividades de venta y adulteración de cocaína en Navarra y La Rioja. 7 ya están en prisión.

Operación Cerdeña

Europa Press

Agentes la Policía Nacional han detenido a 13 personas dentro de una operación policial denominada 'Cerdeña'. Del total de los detenidos, 11 de ellas son de origen colombiano, vinculadas a actividades de venta y adulteración de cocaína en la Comunidad Foral de Navarra y La Rioja. Siete de ellas, ya ha ingresado en prisión.

Como resultado de esta investigación policial, agentes del Grupo UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Logroño, localizaron y desmantelaron un importante laboratorio para la manipulación de cocaína ubicado en la localidad Riojana de Murillo de Río Leza y detuvieron a 4 personas, dos matrimonios mixtos de nacionalidad colombiana y española. Los dos varones ya han ingresado en prisión. Además se practicaron tres entradas y registros en distintos domicilios y bajeras de este municipio y de Villamediana de Iregua.

En las mismas se intervinieron 396,3 gramos de cocaína; 1,640 gramos de sustancias de corte; 6 balanzas de precisión, una pistola de calibre 6,35; 22 cartuchos; 2 envasadoras; 3 envasadoras de vacío; una prensa, moldes; un gato hidráulico; un uniforme de policía municipal; 486 gramos de hachis; material informático; 2 vehículos; y 3155 euros.

Los detenidos, algunos con antecedentes policiales por delitos anteriores de tráfico de drogas, formaban parte de un grupo organizado dedicado a la adulteración y distribución de sustancias estupefacientes. La misión de los detenidos en nuestra Comunidad consistíai en la adulteración masiva de cocaína de una gran pureza, así como la gestión de un punto de venta de dicha sustancia.

La complejidad de la investigación, tutelada por el Juzgado de Instrucción 3 de Pamplona, ha hecho que se prolongara durante seis meses, culminando con la desarticulación de tres puntos de distribución de cocaína, dos de ellos en la Comunidad Foral y uno en La Rioja, estando ubicada en esta última comunidad, un completo laboratorio de corte de la droga, oculto en una bajera de la localidad de Murillo de Río Leza.

Varios de los detenidos, estaban relacionados entre sí por lazos familiares, manteniendo unos roles y distribuyendo sus funciones en el grupo de manera escalonada, si bien, todos ellos tenían su propia red de compradores y distribución de la cocaína adulterada.

En el desarrollo de la operación han sido detenidas en total 13 personas, practicándose 9 registros domiciliarios en las dos comunidades autónomas, siendo intervenidas 1 kilogramo de cocaína de gran pureza;
469 gramos de hachís; 1 arma de fuego semiautomática; 6 kilogramos de sustancias de corte para cocaína; 14.000 euros en efectivo; 13 básculas electrónicas; 2 vehículos; 1 prensa hidráulica de gran tonelaje; 1 gato hidráulico; 3 moldes para el prensado de cocaína; 2 molinillos para el mezclado de sustancias pulverulentas; 2 envasadoras de vacío; y varios uniformes de la Policía Local de Logroño.

Varias fases

Debido a la complejidad y extensión temporal, la operación se ha explotado en varias fases, donde han participado más de un treinta agentes de diferentes unidades del Cuerpo Nacional de Policía.

La primera de ellas, fue desarrollada en La Rioja y tuvo lugar en junio de 2015, realizando 4 detenciones en las localidades de Murillo de Río Leza y Villamediana de Iregua, quienes integraban y dirigían una organización familiar dedicada a la distribución de sustancias estupefacientes adulteradas en dicha Comunidad, así como en la Comunidad Foral de Navarra y en el País Vasco.

Se practicaron tres registros domiciliarios, desmantelándose un laboratorio de adulteración de droga oculto en una bajera, cuya actividad aparente, era la de centro de reunión familiar, de manera que no se levantaran sospechas entre los vecinos de la localidad.

El grupo mantenía estrictas medidas de seguridad en su actividad criminal, hallándose en uno de los registros domiciliarios, un arma de fuego semiautomática municionada lista para su uso, así como varias decenas de cartuchos.

Dentro del laboratorio se ocuparon diferentes útiles para la disolución de la cocaína, adulterantes como acetona y otros disolventes orgánicos, recipientes plásticos y material para la protección de los manipuladores de la droga (guantes de látex, mascarillas), que una vez transformada era prensada nuevamente en cocaína, con un aspecto exterior similar a la importada directamente de Colombia. Para el prensado utilizaban un material mecánico de gran tonelaje, que ejercía una presión de 25 toneladas, la cual, se hallaba fijada al suelo debido a la fuerza que imprimía, siendo igualmente requisada.

La segunda fase fue desarrollada en agosto de 2015 en Navarra, se procedió a la detención de 4 personas integrantes de un grupo, igualmente con vínculos familiares, dedicado a la distribución y adulteración de estas sustancias estupefacientes.

Se realizaron cuatro registros domiciliarios, dos en el barrio de la Rochapea, uno en Buztinchuri y otro en Berrioplano. Fueron intervenidos 300 gramos de cocaína, tres kilogramos de sustancias adulterantes y anti humectantes, así como la ocupación de 7000 euros procedentes de las ganancias por la venta de dicha droga.

Si bien el grupo formaba un escalón inferior en la cadena de distribución de la cocaína, diferente a los detenidos en La Rioja, contaban con laboratorios artesanales para la adulteración en sus propias viviendas, consiguiendo con ello, aumentar exponencialmente los beneficios por la venta de droga. Mantenían así mismo, importantes medidas de seguridad , tanto para dificultar la acción policial, como para prevenir cualquier tipo de incidencia con terceros que pudieran interferir en su actividad criminal. Entre otros efectos fueron decomisadas varias defensas y objetos contundentes, así como diversa munición de arma larga.

Finalmente, en septiembre de 2015, se procedió a la detención del último escalón de distribución de droga, quienes eran los encargados de la distribución al menudeo.

Con esta operación policial, se da por desmantelado unos de los más importantes laboratorios de manipulación de cocaína localizado hasta la fecha en La Rioja, siendo desarticulado uno de los grupos criminales más importantes, dedicados a la distribución y venta de esta sustancia en las Comunidades Autónomas de La Rioja y Navarra.

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
Premios A Crear 2021CCOO Igualdad
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí