Rioja2

Domingo 24 de Septiembre de 2017Actualizado 00:15

rioja2com_1140x68_infodrogas.gif
El 8 de septiembre de 2017

Tiempo de lectura: 02:24

Millennials

Conrado Escobar

Escribir sobre la llamada generación del XXI en un medio digital resulta un tanto paradójico, pero este mundo rezuma paradojas y contrastes.

Así que vamos con ello, con permiso de mis colegas en esto de la opinión.

Dicen los tecnólogos y educadores que la era digital no ha hecho sino empezar. Y cierto es que los incondicionales del universo Gutenberg (papel) corremos el riesgo de convertirnos en reliquias andantes frente al planeta Gates (digital).

Pero más allá de lo sentimental, es una rotunda realidad que a diferencia de los grandes cambios industriales, esta nueva revolución digital es de una profundidad y ritmo sin precedentes. Por ejemplo, por primera vez el alumno sabe más que el maestro con la consiguiente merma de autoridad de una figura tan necesitada de reconocimiento social. Los avances tecnológicos son tan frecuentes que el ser humano apenas puede asimilarlos y, por el contrario, es la tecnología la que se impone al individuo. La inmediatez y un ansia frenética por estar conectado llega hasta el punto de que un creciente número de adolescentes (coreanos, japoneses, de momento), aspiran a incorporarse el dispositivo en el propio cerebro para no perderse ni un mensaje, la “megaconexión”.

Dicen también que la capacidad memorística resulta un 40% inferior en digital que en papel. Las cosas de la antropología son así.

Pese a todo, internet nos acerca, nos conecta, agranda al pequeño, democratiza el conocimiento, nos convierte en reporteros, rompe fronteras, nos iguala y en definitiva, nos facilita la vida.

Vamos que un millennial que se precie tiene que llevar un par de artilugios a modo de prolongación corporal para acreditar su condición de nativo digital en toda su extensión.

Otro síntoma de la generación XXI es la afición al deporte en modalidades extremas. Los de mi “quinta” corremos, un millennial debe contar en su haber con 5 o 6 maratones y registros propios de Zatopek (ya saben, la locomotora humana). Los talluditos vamos al monte, un millennial “devora” ochomiles. Mientras los “baby boomers” / “genX” andamos en bici, un millennial arrasa en triatlón.

En el capítulo de las relaciones personales también el entorno digital impone su sello porque los del papel mandábamos una carta a la chica que nos gustaba en un proceso artesanal de escribir, tachar, romper, sellar, enviar y esperar. Todo esto se esfuma y el implacable whatsapp impone la inmediatez de un texto reducido y sumarísimo, sin matices, que solo admite por respuesta un lacónico “ok” o lo que es peor, el terrible silencio. Los más atrevidos descolgábamos el teléfono que siempre estaba en la cocina o en el pasillo del domicilio con lo que la titubeante relación era compartida por madres, padres, hermanas y hermanos de ambos. Toda una asamblea que ponía a prueba la solidez de aquello que ingenuamente pensábamos que podía ser amor. Un “millennial” es expeditivo y mucho más resolutivo y calibra antes la verdadera intensidad de sus sentimientos.

El ahorro de tiempo es infinito.

Pero no quiero acabar con efluvios nostálgicos ni simplones porque no hay ninguna duda de que las generaciones se acortan, y si los 50 de hoy son los 40 de ayer, (Banderas dixit ), los 20 de hoy son viejos para los de 15. Así es la vida y así será.

Personalmente pienso que la mejor edad, la mejor generación es la que te toca vivir y que la vida hay que tomarla simplemente como viene.

loading...


Conrado Escobar
Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo. Especialista en Ordenación del Territorio por la Universidad Politécnica de Valencia. Experto en Derechos Humanos por la Universidad Strasbourg. Tras una dilatada trayectoria política como diputado, senador, consejero y concejal, es actualmente Consejero de Política Social, Familia, Igualdad y Justicia del Gobierno de La Rioja.
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí