Rioja2

Domingo 24 de Septiembre de 2017Actualizado 00:15

rioja2com_1140x68_infodrogas.gif
El 28 de agosto de 2017

Tiempo de lectura: 03:13

Dámaso, el dominador del temple

Rubén R. Casas

Nos ha dejado tras una grave enfermedad Dámaso González, figura en la tauromaquia en los años setenta y ochenta donde su nombre estaba en las ferias de postín.

Natural de Albacete nació el 11-IX-1948 en una familia humilde, los cuales se dedicaban al ganado. Desde pequeño fue repartidor de leche, así que en sus comienzos por las capeas fue conocido por “El Lechero”, cuando le tocaba dormir bajo los capotes en sitios inhóspitos como relataba él mismo. Época dura pero a la postre según sus palabras, las más felices. Después,  como novillero le pusieron de apodo “Curro de Alba” cuando en el calendario marcaba el año 67, pero se quedó al final con su propio nombre.

Tomó la alternativa en Alicante el 24-VI-1969, su padrino Miguel Mateo “Miguelín” y de testigo “Paquirri”, con astados de Flores Cubero. En Madrid confirmó la alternativa el 14-V-1970 de manos de S.M. “El Viti” y Miguel Márquez de testigo con toros de D. Francisco Galache.

El 25-V-1979 conquistó Las Ventas, uno de los éxitos más importantes de su carrera al cortarle las dos orejas a un toro de la ganadería de La Laguna, por lo que salió a hombros por la puerta grande.

En la añorada “Manzanera” salió en tres ocasiones por la puerta grande el 22-IX-1970 toros de Hros. de Diego Passanha para Diego Puerta, Francisco Rivera “Paquirri” y Dámaso González. Salieron a hombros Puerta y Dámaso.

El 23-IX-1971, astados de Antonio Martínez para Antonio Bienvenida, Eloy Cavazos y Dámaso González. Salieron a hombros Eloy y Dámaso.

El  22 –IX-1973, con cinco toros de Juan Pedro Domecq y uno de Savador Domecq para Sebastián Palomo “Linares”, Dámaso González y José María Manzanares, saliendo a hombros Dámaso y Manzanares.

Y la última vez fue el24-IX-1980, con toros de Victorino Martín para Francisco Ruiz Miguel, Dámaso González y Tomás Campuzano. Salió a hombros Dámaso, cortando una y una.

Quién no recuerda a esta figura templando su engaños ante la cara de los astados  en suerte, y  su arrebato personal,  ese gesto con la mano en el nudo del corbatín y un pequeño tirón del nudo, para templarse y sacar lo mejor de su interior.

En 1980 la critica de radio nacional de España le otorga por mayoría absoluta el trofeo “Oreja de Oro” al triunfador de esa temporada.

En 1988 deja los ruedos, pero su paisano Manuel Caballero le convence tres años después para que le otorgue la alternativa, el 20-IX-1991 con toros de Jandilla a los que le cortó tres orejas y un rabo.

Tras su reaparición, siguió toreando hasta 1994, año en el que en la feria de Albacete se anunció tres tardes, en la primera salió por la puerta grande, en la segunda actuación cortó una oreja, y en la tercera, el 16-IX-1994 cortó dos orejas al último toro de su carrera, sus compañeros de terna, Manzanares y Espartaco, lo sacaron a hombros.

En octubre de 1994, Dámaso González fue elegido "Manchego del año", por la casa de Castilla-La Mancha de Barcelona, por haber paseado el nombre de Albacete por todo el mundo y por sus cualidades humanas y taurinas.

En su ciudad, al lado de la plaza de toros de Albacete le levantaron una estatua en su honor en el 2015, de bronce y recordando al péndulo con el que se traía al toro en los inicios de las tandas de muleta.

En los años setenta y ochenta fue uno de los más punteros del escalafón por su poderío del temple, dominador y su valentía en los ruedos, nunca se dejaba nada en el tintero, fue honesto consigo mismo, con seguridad de ser poderoso y firme en las distancias cortas, lo que con el tiempo hizo que otras figuras se fijaran en él para ser grandes en la tauromaquia.

El nombre de Dámaso significa “domador, de origen griego” sus características son su honestidad, racional e independiente aunque tenga que estar cerca de sus allegados, intuitivo y una gran iniciativa para comenzar con nuevos proyectos.

Si Dámaso significa eso y se coloca González significa además humilde,  así era un maestro de maestros, y qué difícil es que digan algo en cualquier ámbito de la vida, nos dejó el manchego sencillo, pero dominador del temple.

loading...


Rubén R. Casas
Táurico y taurófilo y como presidente de plaza defensor de la cultura de la tauromaquia.
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí