Rioja2

Sábado 29 de Abril de 2017Actualizado 10:26

Banner_tierra_abierta_rioja2.com_360x68.gifNuevo bachillerato Maristas
El 25 de enero de 2010

Tiempo de lectura: 05:45

La educación, amenazada por la crisis

La UNESCO alerta en su informe sobre educación mundial de que la desaceleración económica y el aumento de la pobreza podrían frenar los progresos logrados en la última década en esta materia.

Redacción

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) hizo público ayer en Nueva York el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos el Mundo 2010. El informe, elaborado anualmente por un equipo independiente y publicado por la UNESCO, pone de manifiesto los importantes avances logrados en los últimos diez años, pero también lanza un aviso sobre el retroceso que la actual crisis financiera puede causar en ellos.

En un comunicado, esta organización ha hecho públicas las conclusiones más relevantes del documento, entre las que se encuentran los logros de la última década, las amenazas actuales a la educación básica y secundaria y las propuestas de la organización para paliar la difícil situación que atraviesa la escolarización actualmente.

Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, alerta sobre la amenaza que supone la crisis para los países en vías de desarrollo: “Mientras que los países ricos están creando ya las condiciones necesarias para su recuperación económica, muchos países pobres afrontan la perspectiva inmediata de una recesión de sus sistemas educativos. No podemos permitir el surgimiento de una ‘generación perdida’ de niños privados de la posibilidad de recibir una educación que les permita salir de la pobreza”.

Esta “generación perdida” a la que hace referencia Bokova podría suponer un freno muy considerable en el desarrollo de los países. La detención de los avances logrados en educación supondría un retraso en los logros conseguidos para disminuir la pobreza. Esto se debe a  que las mejoras educativas de un país contribuyen a aumentar su capital humano, lo cual tiene una influencia directa en el crecimiento económico y el bienestar social. Las mejoras educativas implican, por ejemplo, el relanzamiento de sectores como el de la salud.

Según relatan los datos del informe, hoy en día todavía quedan 72 millones de niños sin escolarizar y más de 700 millones de adultos no han tenido acceso a una educación básica. Además, la financiación de la educación a nivel mundial sufre un déficit muy importante. Los 46 países en los que la educación es más precaria cuentan con una ayuda a la formación básica de 2.700 millones de dólares. El informe revela, sin embargo, que para esta cuestión serían necesarios 16.000 millones.

En lo referente a la financiación y la ayuda de los países ricos, la organización recuerda que la contribución de occidente podría ser mayor. “Los países ricos han desplazado montañas de recursos financieros para estabilizar sus sistemas bancarios y proteger sus infraestructuras socioeconómicas vitales, pero sólo han prestado una ayuda muy modesta a los pobres del mundo”, ha declarado a este respecto el director del Informe, Kevin Watkins.


Los logros de la última década y los Objetivos del Nuevo Milenio


El informe, titulado ‘Llegar a los marginados’, evalúa los progresos realizados hacia la consecución de los seis objetivos de la Educación para Todos fijados el año 2000, que más de 160 países se han comprometido a alcanzar desde entonces.

Desde 1999, el número de niños sin escolarizar ha disminuido en 33 millones en todo el mundo y también ha aumentado el porcentaje de alumnos que terminan la primaria.

Los datos de la última década contrastan fuertemente con los de los años noventa, que se consideró “la década perdida” en esta materia. Llaman la atención especialmente los logros en educación del África subsahariana, dónde la escolarización aumentó cinco veces más rápido que en la década anterior.

También destacan las cifras recogidas en Asia Meridional  Occidental, dónde el número de niños sin escolarizar se redujo a más de la mitad en los últimos diez años. En el caso de la India, concretamente, el número de niños privados de educación se redujo de 2001 a 2003 en 15 millones.

Otro aspecto en el que se han visto importantes avances es en la igualdad de niños y niñas en el acceso a la escuela. En Senegal, por ejemplo, se pasó de una proporción de 85 niñas por cada 100 varones escolarizados, a una paridad total.

Estos avances, no obstante, no implican que la situación se haya subsanado. UNESCO advierte en el informe de que algunos de los Objetivos de Desarrollo del Nuevo Milenio, previstos para  2015, podrían no cumplirse si las tendencias actuales persisten.

Según las previsiones plasmadas en el documento, en 2015 quedarán todavía 56 millones de niños sin escolarizar. Preocupa también la paridad entre niños y niñas, pues, a pesar de los progresos, todavía quedan 28 países en desarrollo en los que por cada 10 varones hay menos de 9 niñas recibiendo educación primaria. Las niñas constituyen aún el 54% de los niños sin escolarizar en todo el mundo, y las que no reciben educación tienen muchas más probabilidades que los niños de no hacerlo nunca.

La docencia y la alfabetización de los adultos son otros dos pilares fundamentales para lograr los Objetivos de 2015. Harán falta, según el informe, más de 10 millones de profesores en los próximos cinco años para universalizar la enseñanza primaria y todavía quedan 759 millones de personas sin alfabetizar y dos tercios de ellas son mujeres.

La UNESCO ha mostrado también preocupación por las características de la educación básica. Tras recabar los datos, la organización ha comprobado que son muchos los niños que terminan los estudios primarios sin saber leer ni escribir. En el África subsahariana esta posibilidad llega al 40% de los adultos jóvenes.

Las medidas necesarias para avanzar


En este contexto, el análisis ofrece una serie de propuestas necesarias para lograr cambiar la situación de la educación.

En el informe se hace especial hincapié en la trascendencia de la educación básica, un asunto primordial, ya que supone la raíz para lograr las mejoras a niveles superiores. En este sentido, el documento muestra que se ha producido un estancamiento de la ayuda a este tipo de formación desde el año 2004, disminuyendo hasta un 20% en 2007. Esta marginación de la educación básica la ponen de manifiesto las donaciones de los países ricos que más contribuyen, Alemania, Francia y Japón, cuyas aportaciones se destinan en más del 50% a la educación secundaria y superior. España, sin embargo, se encuentra a este respecto en la vanguardia, tras haber incrementado desde 1999 en un 78% su ayuda para la educación elemental.

En cuanto a los donantes, el informe ‘Llegar a los marginados’ recomienda así mismo a los países ricos que intensifiquen sus aportaciones a los países en conflicto, que reciben solamente un 20% de las ayudas a pesar de que un tercio de los niños sin escolarizar viven en ellos.

Entre las medidas concretas que propone la UNESCO se encuentra que los países mejoren el acceso a la educación y la hagan más asequible (con incentivos como subsidios a las familias para que sus hijos estudien o aportaciones económicas a las familias de los niños que terminen la primaria).

El informe propone también la extensión de las políticas de protección social a la educación. En Etiopía, por ejemplo, más de la mitad de las familias beneficiarias de los subsidios del gobierno ha podido mantener más tiempo a sus hijos escolarizados.

Se aconseja también que los gobiernos redistribuyan más equitativamente el gasto público, teniendo en cuenta al sector educativo, o que se fortalezca el entorno del aprendizaje, no sólo incentivando a los docentes a ejercer en áreas rurales más marginadas, sino contratando también a maestros pertenecientes a minorías étnicas.

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí