Rioja2

Jueves 19 de Octubre de 2017Actualizado 10:14

El 10 de octubre de 2017

Tiempo de lectura: 03:13

El Clavijo enseña sus armas

Los riojanos superan 85 a 72 a Valladolid gracias a un gran tercer cuarto para poner en positivo su casillero de victorias.

Rioja2

Velocidad, intensidad, energía, ritmo. Bajo estos argumentos Jenaro Díaz ha montado una plantilla que, por el momento, está ejecutando un plan que está dando resultados. La defensa es agresiva, se meten muchas manos y hay capacidad para ser mejor que el rival en el rebote. En ataque hay pérdidas, hay fallos, pero todo dentro de la lógica en un vaivén de movimiento, juego de transiciones, si se puede, y diversidad de hombres dispuestos a ser los referentes ofensivos. La entrega coral en ambos lados de la pista está siendo clave para comprender que este Clavijo sume dos victorias en tres jornadas. La última, este martes en el Palacio por 85 a 72.

En este sentido, un gran tercer cuarto condujo a la senda del triunfo frente al recién ascendido Valladolid. El 23-8 en esos 10 minutos fueron decisivos para que los riojanos ampliaran la ventaja de 8 puntos, 49-41, con la que fueron al descanso hasta los 23 puntos al término del tercer cuarto, 72-49. Sólo 8 puntos encajados ante un oponente que parecía tener miedo a lanzar y cuando lo hacía era incapaz de atinar. La buena defensa local, unido a un acierto continuo primero de Coggins, después de Yates y, finalmente, de Bieshaar propiciaron que el Clavijo alcanzara una máxima de 25 en el arranque del último período, 76-51. También hubo tiempo para que Valladolid apretara y recortara hasta un 80-70 a poco más de dos minutos para el final. Cabot, con un triple, y Martínez, con un mate, confirmaron la victoria por 85-72.

Y eso que Valladolid comenzó entonado. Estuvo a la altura de lo que imponía un Clavijo al que le gusta correr y no para de realizar sustituciones en aras de que su defensa no flojee lo más mínimo. Eso puede provocar que algunos quintetos, en ataque, no funcionen. Da igual, rápidamente hay nuevos cambios y se recuperar. Dentro del equilibrio inicial, eran los de Paco García los que iban por delante en el marcador, 11-13. Quintela, se lesionó en el tercer cuarto, dirigía con tino a los suyos y un triple de Coggins empezaba a dar motivos de alegría a los aficionados cuando los suyos tomaban las riendas a la conclusión del primer cuarto con un 25-21 que se convirtió en 34-24, dos minutos y medio después.

Valladolid modificó sus pretensiones y hasta el ecuador del choque insistió en buscar canastas debajo del aro. Los parciales eran habituales y tan pronto el marcador se encogía, 39-34, como se disparaba, 44-34, y se volvía a estar a un paso, 44-40. Las tacadas se debían a que las acciones positivas iban y venían, tan rápido como se acumulaban errores. Al menos, en el Clavijo Coggins daba razones para la esperanza con dos triples casi consecutivos, mientras que Olekaibe se gustaba con una gran penetración y Gutenius metía un triple para dejar un 49-41 interesante para los anfitriones al descanso, donde la superiodidad en el rebote (18-11) pasaba factura

El Clavijo salió desatado. Parcial de 8-0 en apenas dos minutos. Paco García solicitaba un tiempo muerto en aras de un punto de inflexión. No llegó porque tras el 57-41, Bieshaar tras un palmeo a un tiro libre fallado por Martínez aumentaba hasta los 18 puntos arriba la diferencia mediado el tercer cuarto, 63-45. El bloqueo de los visitantes era máximo. Y la buena defensa riojana propiciaba hasta seis pérdidas y 7 triples errados en estos 10 minutos horribles para los pucelanos. Por si fuera poco, Olekaibe anotaba un triple para cerrar el tercer período, 72-49, e incluso se alcanzó la máxima de 25, 76-51.

Momento en el que el Valladolid encontró cierta regularidad merced al acierto de Uta -autor de 13 puntos en los 10 minutos finales- que originó un parcial de 0-10 (80-70) que hizo silenciar el Palacio. Lo vivido el pasado sábado en Ourense se estaba repitiendo. Jenaro Díaz llamó al orden y redobló esfuerzos para estar algo más atinados en ataque. Cabot, metió un triple y dio por finiquitada la contienda a dos minutos del final. Para el deleite de la grada, Martínez se gustaba con un mate pletórico de fuerza para confirmar la segunda victoria de un Clavijo que ilusiona con su intensidad y alto ritmo sobre la cancha. 

FICHA TÉCNICA

Clavijo: Quintela (9), Balamou (6), Coggins (14), Gutenius (11) y Bieshaar (6), cinco inicial, Bravo (3), Yates (12), Martínez (7), Cabot (7) y Olekaibe (10).

Carramimbre Valladolid: Alvarado, Gantt (6), De la Fuente (11), Álex Reyes (5) y Kok (9), cinco inicial, Chattman, Uta (21), Astilleros (2), Graham (6) y Hopfgartner (2).

Parciales: 25-21, 24-20 (49-41 al descanso), 23-8 (72-49) y 13-23 (85-72 al final).  

Árbitros: Juan Manuel Uruñuela Uruñuela y Juan Francisco González Cuervo. Sin eliminados.

Incidencias: 300 espectadores en el Palacio de los Deportes.

loading...

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí