Rioja2

Miércoles 29 de Marzo de 2017Actualizado 17:17

Puertas Abiertas UR
El 20 de marzo de 2017

Tiempo de lectura: 02:31

Rafa Berges es historia de la UDL

Tras la derrota por 3-4 ante el Albacete, el club prescinde del cordobés, que ha sumado 15 puntos en 14 jornadas. Sergio Rodríguez tomará el mando este martes por la tarde.

Rioja2

Era esperado. De hecho en Las Llanas, con la victoria, prorrogó su estancia en Logroño. Pero la manera de perder ante el Albacete, comprobar que el equipo naufragó durante 17 minutos en los que encajó hasta cuatro goles, fue clave para comprender que Rafa Berges ya no sea el entrenador de la Unión Deportiva Logroñés. Dio igual el maquillaje posterior, ese 3-4 final.

Hasta 14 partidos ha dirigido el técnico cordobés como blanquirrojo; ha sumado 15 puntos, uno menos que Carlos Pouso durante las primeras 14 jornadas que estuvo en el banquillo. 12 goles a favor y 14 en contra (por los 15-16 del vasco). Es decir, que el revulsivo buscado no ha surtido efecto. Sus tres victorias, seis empates y cinco derrotas han sido insuficientes.

Ahora, quedan por jugarse 8 encuentros y la entidad riojana vuelve a dar los trastos a Sergio Rodríguez, ese técnico que actuó de interino durante dos jornadas (victoria ante el Castilla por 0-4 y empate en Las Gaunas contra la Real Sociedad B) y que gusta al aficionado. El martes a las siete y media está citada la plantilla y ahí ya ejercerá el preparador logroñés. Cierto que no es la misma situación que cuando apaciguó los ánimos a mediados de noviembre. En aquel momento tocaba dar tranquilidad, ahora se exigen números. Los suficientes para salvar una temporada que ha salido rana, pero en muchas cosas.

El convenio con el Eibar, sobre el papel positivo para los intereses riojanos, se ha visto casi en una rémora. La confección de la plantilla tampoco ha ayudado, ya que se ha podido comprobar que ha habido futbolistas que no han rendido según las expectativas requeridas. El caso más evidente es el Juanfran, un delantero que venía con vitola de goleador, pero que no se ha adaptado al fútbol del grupo II y que tampoco ha calado en la ciudad. Pero no es el único caso.

Queda por saber si Berges ha actuado con libertad de movimientos en estos 14 partidos, si no se ha visto condicionado para dar minutos a determinados jugadores o si, por el contrario, lo ha hecho pensando que era lo mejor para el grupo. Cuando llegó cambió de dibujo. Apostó por los tres centrales, dos carrileros, tres centrocampistas y dos delanteros. Una disposición que fue variando en el momento que Titi recalaba en las filas blanquirrojas. La llegada de Traver, así como el hecho de contar con Reguilón y Fran Pastor motivó que el cordobés le diera una vuelta a sus ideas.

Con extremos parecía que el equipo llegaba más a portería, que generaba más ocasiones. Sin embargo, perdía equilibrio en la medular. Así que como más cómodo ha estado ha sido con un extremo puro, dejando que Muneta o Espina -últimamente- parta desde el costado para irse al medio y ganar la superioridad en la medular. Tampoco ha servido para marcar más goles, ni siquiera para hacer más peligro.

Sin duda, el principal problema de Rafa Berges, en lo deportivo, ha sido la falta de contundencia en las áreas. La endeblez defensiva en las acciones a balón parado y la ausencia de remate han impedido que la UDL progrese en la clasificación, que viva con cierta tranquilidad el final de temporada. Al contrario, las dudas siguen estando ahí. Veremos qué sucede con Sergio Rodríguez. Por de pronto, los entrenamientos serán, la mayoría, por la tarde.  Eso ya es un cambio. Que sea para bien. Al menos, el logroñés no estará solo, como sí le ha ocurrido a Berges. Sólo Dani Mallo, su segundo, ha acompañado al cordobés en esta aventura.


A favor 4 En contra 0

USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí